Rueda de prensa en Pamplona ante la manifestación del día 17. La CTC podría iniciar acciones legales contra Miguel Sanz

20.03.2007. Pamplona, 19 de marzo de 2007

Transcribimos a continuación un resumen de la RUEDA DE PRENSA que representantes de la CTC de Navarra han ofrecido para hacer balance de la Manifestación del sábado 17 de marzo, tal como se ha anunciado previamente, hoy por la mañana a los medios de comunicación.

A las 13:30 han comparecido en el Colegio Mayor Larraona de Pamplona el presidente de la Junta Carlista de Navarra, Javier Garisoain, y el vocal de la misma, José Fermín Garralda.

Sumario:
1. FELICIDADES POR EL ÉXITO, PERO NO HA SIDO COMO LA GAMAZADA
2. LA CTC DENUNCIA ABUSOS POR PARTE DEL SERVICIO DE ORDEN
3. MANIPULACION Y MENTIRAS EN UN MEDIO DE COMUNICACIÓN
 

1.  FELICIDADES POR EL ÉXITO, PERO NO HA SIDO COMO LA GAMAZADA. Los carlistas califican de éxito la manifestación convocada por el Gobierno, aunque no haya conseguido movilizar a la sociedad y haya marginado a todo el mundo cultural vasco-navarro. 

Ante el indudable éxito de asistencia obtenido, en torno a 100.000 personas secundando el lema por las calles de Pamplona, la CTC no puede menos que felicitar a los organizadores (Gobierno de Navarra) y a todos los participantes que a título particular o colectivo han apoyado la manifestación y entre los cuales ha destacado la presencia de cientos de carlistas que han tenido un comportamiento disciplinado y ejemplar.
Durante el recorrido, los militantes carlistas han constatado una muy buena acogida tanto de las banderas y boinas carlistas como de las banderas de Navarra con el escudo completo (con laureada). Especialmente estas últimas daban pie a comentarios frecuentes de personas diversas que decían: “esa si que es la bandera de Navarra”, o “¿dónde las habéis conseguido?”. Los miembros de la CTC constatan que “una parte significativa de ese pueblo navarro que dicen representar los partidos del navarrismo oficial no se avergüenza ni de la laureada ni de las cadenas del escudo navarro”.

En cuanto a las críticas, la CTC de Navarra considera que “la manifestación no puede ser en absoluto comparable con la Gamazada porque en esta ocasión, por desgracia, no se han presentado todos los navarros unidos en la defensa de un mismo objetivo”. Ha faltado una auténtica representación de la sociedad navarra, tal vez “como consecuencia del abismo cada vez mayor que separa la vida social de los políticos profesionales”. Por otra parte ni los nacionalistas, ni los socialistas se han querido sumar a una marcha que ha sido de hecho monopolizada por el PP y en la que “han brillado por su ausencia cualquier referencia a la realidad cultural vasca que es una parte irrenunciable de Navarra”. En efecto, ni en los lemas, ni en la escenografía, ni en la música escogida para el ambiente, ni en los discursos finales, se ha recogido la más mínima alusión a la compatibilidad de la realidad cultural vasca con la realidad política navarra y española. De esta forma -según explicó el presidente de la Junta Carlista, Javier Garisoain- “se establece un discurso excluyente de lo vasco que obliga de hecho a muchos navarros a renegar de sus raíces culturales milenarias si es que quieren seguir siendo navarros y españoles”.
 
2.  ABUSOS POR PARTE DEL SERVICIO DE ORDEN. La CTC felicita a sus afiliados y simpatizantes por el comportamiento ejemplar demostrado y denuncia graves abusos por parte de la policía foral y servicio de orden durante la marcha. Al mismo tiempo rinde homenaje a Carmen Lafuente Anaut, carlista roncalesa, que falleció de infarto la noche del sábado (después de dar un testimonio admirable al recuperar dos banderas que habían sido retiradas por la policía).

El aspecto más negativo de la manifestación del sábado que han querido denunciar en rueda de prensa los representantes de la CTC es el relacionado con un “abuso de autoridad perpetrado por parte del mismo servicio de orden de la manifestación -paradójicamente- contra uno de los lemas de la misma: la libertad”. Concretamente contra la libertad de expresión y manifestación pacífica portando símbolos que -según los servicios jurídicos de la misma CTC- “aunque hayan podido ser prohibidos para las instituciones públicas por la Ley Foral 24/2003 en ningún caso se han prohibido para particulares”.

Según testimonio de varios de sus miembros, el servicio de orden (voluntarios y policía foral) había recibido órdenes directas de retirar todas las banderas de Navarra que incluyeran la Cruz Laureada de San Fernando, (la condecoración otorgada a Navarra por su participación en el Alzamiento de 1936).

Como puede comprobarse por las notas previas remitidas a la prensa, la adhesión de la CTC a la manifestación se hizo con un espíritu abierto y procurando la unión de todos los navarros en torno al lema propuesto por el Gobierno de Navarra. Sin embargo un buen número de afiliados y simpatizantes de la Comunión se han encontrado con lo que José Fermín Garralda, vocal de la Junta Carlista de Navarra, ha calificado de “sucesos vergonzosos contra banderas  de la Comunión Tradicionalista Carlista  y contra banderas de Navarra con el escudo laureado que portaban diversos manifestantes, e incluso, en algunos casos, contra las personas que las llevaban”.

Los hechos ante los cuales la CTC manifiesta su repulsa más enérgica fueron provocados por algunos encargados de la Organización de la manifestación y algunos miembros de la Policía Foral. Estos abusos se cometieron al menos en 5 ocasiones concretas, que afectaron a 16 manifestantes directamente implicados, abusos contra banderas y personas “que únicamente ponían en práctica el libre ejercicio de su libertad política y ciudadana. Pues según los citados servicios jurídicos de la CTC no existe ninguna norma legal que prohíba a ninguna persona llevar en la vía pública la bandera de Navarra con laureada incluida mientras su comportamiento no suponga un desorden público (Arts.16 y 20 de la Constitución)”.

En relación con esto hay que considerar que la vigente Ley Foral 24/2003 de 4 de abril, de símbolos de Navarra, no viene a regular el uso privado de la bandera o el escudo, sino el uso público por las Instituciones y la Administración de la Comunidad Foral de Navarra, prohibiendo en ese caso la utilización de cualquier símbolo, sigla o logotipo. De igual manera, esta ley sólo regula los casos de contravención de sus disposiciones por los organismos públicos, disponiendo que constituirán infracciones administrativas. Nada se dice, sin embargo, sobre las consecuencias jurídicas que se originen por la exhibición de la bandera que pueda llevar a cabo un particular. Se regula el uso público de la bandera y el escudo, pero no el uso privado.
 

Esta es la relación detallada de algunos de los incidentes registrados:

·         En una ocasión, un miembro de la Organización agarró y estiró, literalmente, una bandera carlista de la CTC.

·         En dos ocasiones, algunos miembros de la Organización rompieron el mástil de varias banderas: esto es, el de una bandera de la CTC. y otra de Navarra con el escudo laureado.

·         En tres ocasiones, cuando algún miembro de la Policía Foral iba a arrebatar las banderas a los manifestantes, la Policía forcejeó con ellos. En caso de la niña, de nombre Ceci (por Cecilia) es emblemático. Esta niña fue perseguida cuando se iba para salvar su bandera, se le quitó la bandera con forcejeo, en otro momento se le pisó la mano y casi la tiran al suelo, y cuando ella, y otra niña llamada Eulalia, fueron a recuperar las banderas al coche de la Policía Foral, algunos policías se rieron.

·         La Policía Foral pidió el Documento Nacional de Identidad a menos a cuatro personas. Los solicitados dieron su D.N.I. Ahora bien, si en dos casos los manifestantes exigieron al agente el número de plaza y éste se lo dio, en otra ocasión el agente no quiso dar su número.

·         Según consta a la Junta Carlista de Navarra, al menos se secuestraron 6 banderas, de las cuales sólo 4 han sido recuperadas posteriormente. La mencionada orden de retirada de esas banderas es, según explicaron los portavoces de la CTC, “manifiestamente ilegal y la requisa de banderas con la Laureada es una sustracción de cosa ajena y limitación injustificada de la libertad de expresión y del derecho a manifestación”.

Por otra parte los miembros de la Junta Carlista de Navarra se mostraron satisfechos “de que los manifestantes defendiesen su derecho individual a llevar banderas como la bandera carlista, que representa la tradición española, y a llevar también la bandera de Navarra con el escudo laureado, que representa a Navarra acorde con sus raíces”. En todo caso, afirman que “los manifestantes que sufrieron estos abusos y excesos y los carlistas que fueron a la manifestación, se comportaron ejemplarmente, siempre dentro de la armonía que exigía la convocatoria”.

Ante los hechos expuestos, los representantes de la CTC de Navarra advierten que podrían iniciar acciones legales contra el Gobierno de Navarra por violación de derechos fundamentales. Sin embargo, en esta ocasión, desean limitarse a realizar una denuncia política contra quienes por un lado predican la identidad de Navarra y por otro la vacían de contenido eliminando sus símbolos más nobles y avergonzándose de las mejores páginas de su historia.

Finalmente, la Junta Carlista Navarra de la CTC desea rendir un público HOMENAJE de agradecimiento y afecto a María del Carmen Lafuente Anaut, carlista y roncalesa de pro, que después de participar intensamente en la manifestación y en el “rescate” de dos banderas laureadas que se encontraban requisadas en las dependencias la Policía Foral, en la noche del sábado, falleció de infarto cardiaco en su domicilio de Pamplona y ha sido enterrada esta tarde en Roncal. La Junta Carlista de Navarra expresa su pesar a familiares y amigos y ruega una oración por su eterno descanso.

3. MANIPULACION Y MENTIRAS EN UN MEDIO DE COMUNICACIÓN. Por último, la Junta Carlista de Navarra ha puesto de manifiesto la “burda manipulación” que en lo referente a la CTC ha ejercido el periódico “Diario de Noticias” en los últimos días.

Independientemente de las calificaciones gratuitas otorgadas por éste y otros medios a la CTC como “extrema derecha” o “grupo ultraconservador” -calificaciones muy relativas pues son las mismas con las que representantes del PSN han calificado al PP y a UPN. los representantes de la CTC desean denunciar enérgicamente la “nefasta manera de hacer periodismo” que viene realizando Diario de Noticias en todo lo relativo a la CTC en los últimos días.

Concretamente, las “falacias e incorrecciones” de Diario de noticias que denuncia la CTC son las siguientes:
1. La Comunión Tradicionalista Carlista no se denomina ni “Comunión Tradicionalista”, ni “Comunión Tradicionalista Católica” tal como ha mencionado este diario.
2. La Comunión Tradicionalista Carlista no es un grupo de “seguidores de Sixto” tal como se ha explicado perfectamente en nota aclaratoria que adjuntamos y que no ha sido publicada.
3. Los miembros de la CTC en ningún caso han protagonizado el más mínimo desorden en la manifestación del sábado sino que por el contrario han mantenido todos ellos un orden escrupuloso, conforme a las orientaciones recibidas.
4. Finalmente, al dar noticia de la presencia de una candidatura carlista al Parlamento Foral de la CTC, hay un punto que Diario de Noticias ha ocultado intencionadamente y es el referente a la discrepancia de la CTC con UPN en todo lo que tenga que ver con la política cultural vasca.

Todo esto apunta a una intencionalidad clara por parte de los editores de Diario de Noticias y que es, según afirman los representantes de la CTC “estigmatizar a esta agrupación carlista presentándola como una caricatura “ultra” y estrafalaria del mismo con el objetivo de erosionar la imagen de UPN-PP”. “No vamos a consentir que la prensa “progre” nos utilice como ariete para arremeter contra la derecha liberal; tenemos nuestra propia identidad que nos distingue claramente de cualquier otra opción política”, afirmó Garisoain.

Anexo: Nota de rectificación remitida a Diario de Noticias y NO publicada:
13 marzo 2007

Estimados Sres:

Diario de Noticias, en su edición de hoy, martes, se hace eco de la nota de prensa que difundimos ayer, día 12.

No entraremos a discutir el encasillamiento “de extrema derecha” que nos asignan. En cualquier libro de historia podrán comprobar que el carlismo ya existía antes de que se extendiera esta terminología de “derechas-izquierdas”.

Hay sin embargo otra información en la noticia que atenta gravemente a la verdad y sobre la que pedimos una rectificación. Los miembros de la COMUNIÓN TRADICIONALISTA CARLISTA nunca se han declarado “seguidores de Sixto”. Si se refieren a ese oscuro personaje llamado Sixto de Borbón lo único que podemos decir es que ésta organización política, la CTC, reconstituida en 1986, nunca ha reconocido autoridad política alguna a esa persona, como tampoco a su hermano, el no menos siniestro Hugo.

Esperamos que esta aclaración sea suficiente para completar la información veraz que merecen sus lectores.

Saludos cordiales,
Vocalía de Prensa de la Junta Carlista de Navarra
 

Más información:
Junta Carlista de Navarra
Comunión Tradicionalista Carlista
Apdo.Correos 1268 – 31080
navarra@ctcarlista.org
Tfno: 629 203 900

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.