La Comunión Tradicionalista denuncia la manipulación política del 17-O

16/09/09. Desde finales de julio, la CTC ha solicitado repetidamente a Don Benigno Blanco y a las principales entidades convocantes del acto por la Vida del 17 de octubre próximo (inicialmente en privado y posteriormente en público), que introdujeran en su manifiesto una clara referencia en contra de la actual Ley del aborto, para evitar que una muy importante parte de la ciudadanía fuese indirectamente inducida a pensar que puede existir un aborto bueno (el que defienden el PP y CiU) y otro malo, el que proponen el PSOE y sus satélites.
 
Las declaraciones e iniciativas que se han producido en los últimos días, han confirmando sobradamente nuestras preocupaciones, como queda patente en la siguiente sucesión de acontecimientos:
 

– El 2 de septiembre, el PP anuncia para el fin de semana del 16 y 17 de octubre en Barcelona y coincidiendo con la gran manifestación contra la nueva Ley del aborto, su Convención Nacional. 
 
Gádor Joya (portavoz de DAV), en un comunicado emitido el lunes día 7, afirma en referencia al reiteradamente confeso abortista líder del PP que  espera “que ese evento no le impida venir a la manifestación del 17-O”. Lo que consideramos un intento de politización del acto en beneficio del PP.
– Ese mismo día y a las pocas horas del comunicado de la Dra. Joya, el líder del PP, entre otros planteamientos claramente relativistas, dice que es partidario del aborto en todos los supuestos que figuran en la actual regulación y que no plantea su modificación.
 
– En una entrevista, por lo demás muy acertada, en “Religión en Libertad” solo dos días después Benigno Blanco acepta la posibilidad de que se sumen a la manifestación personas que aceptan el aborto “en uno o dos supuestos”, porque también ellos (los abortistas) pueden apoyar una “política activa de apoyo a la embarazada para que ninguna se vea sola ante sus problemas”, porque, afirma: “En esto podríamos coincidir todos: los que estamos siempre en contra de todo aborto y quienes lo pueden defender en algunos casos”. Todo esto, francamente, parece otra clara invitación a la participación del aparato abortista del PP en la concentración del 17-O. Sin ninguna duda, es el segundo intento de politización del acto en beneficio del PP.

– En el ínterin, la plataforma HazteOir lanza una campaña encaminada a presionar a un político abortista (nuevamente al Sr. Rajoy), para que no se desmarque de la manifestación del 17-O.

– Finalmente, el Sr. Rajoy, “presionado” por las plataformas sociales, manifiesta que “Por supuesto, animamos y apoyamos a todos aquellos (de nuestros) militantes que quieran ir a esa manifestación a defender nuestra posición”. Lo que nos lleva  recordar en palabras de Rajoy, cual es la “posición” del PP en materia del aborto: “…Este partido respeta la legislación actual (del aborto)”. O como dijo recientemente  y de forma más extensa: El PP “es partidario del aborto en todos los supuestos que figuran en la actual regulación y que no plantea su modificación”. Es decir, que el PP “respeta” e irá a la manifestación del 17-O a “defender” los 120.000 abortos legales que padece actualmente España. ¿Es esto lo que desean defender los organizadores del 17-O?  

Como consecuencia de sus erróneas maniobras políticas, el PP está en disposición, sin abandonar su posicionamiento a favor de la actual Ley del aborto, de engañar una vez más a la ciudadanía que, poco informada, sólo recibirá la idea de que el PP apoya a quienes luchan contra el aborto, y considerará que aquellos que denunciamos esta mascarada, somos “unos extremistas financiados por el PSOE”.

Finalmente, las asociaciones cívicas, que reiteradamente se niegan a que los grupos políticos que SÍ defienden la vida (SAIn, AES, PFyV y la misma CTC) se hagan visibles junto a ella, deberían de plantearse lo absurdo y ridículo que resulta verlas perseguir a un partido declaradamente abortista que, está claro, jamás va a cambiar su política en esta materia, salvo que vean en peligro sus escaños.

En consecuencia, pedimos una vez más a las entidades sociales que defienden el derecho a la vida, que recapaciten y abandonen su actual estrategia de “presión” sobre el PP y trabajen en el futuro junto a esos pequeños partidos que, coincidentes en la defensa de los Principios No Negociables expuestos por S.S. Benedicto XVI, son sus aliados naturales.
 
Javier López

Delegación de Vida y Familia de la Comunión Tradicionalista Carlista

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.