Clausura de los campamentos de Cruz de Borgoña y Jornada Mundial de la Juventud 2011

CAMPAMENTOS “CRUZ DE BORGOÑA”.
CONMEMORACIÓN EN SU XXV ANIVERSARIO

Vista parcial del día de las familias. Los jóvenes del
campamento sentados y, por detrás y en semicírulo,
las familias que acuden el día de la Virgen del 15 de agosto.

Este año, los campamentos “Cruz de Borgoña” cumplen su 25 aniversario. ¡Enhorabuena! Por eso, la festividad de la Asunción de Nuestra Señora el 15 de agosto, día tradicional de las familias que van a recoger a sus hijos al campamento, ha sido un día de reencuentro de todos aquellos que han hecho que los campamentos sean posibles a lo largo de 25 ininterrumpidos años.

Además de las familias, de nuevo se han juntado antiguos pelayos y margaritas con antiguos monitores.

La Santa Misa se celebra en la naturaleza abierta a las 11 de la mañana, oficiada por el pater don Higinio. El acto conmemorativo a las 12 fue seguido de la comida campestre de Hermandad, el Acto de clausura y arriado de banderas.

Previamente, la organización solicitó a “los antiguos” (los egresados) el envío de testimonios, anécdotas, fotos… y recuerdos de todo tipo sobre su paso campamentario. El camino de los Campamentos “Cruz de Borgoña” ha sido largo, pero a los que de jóvenes asistimos a los dos campamentos en el valle de Roncal antes de crearse “Cruz de Borgoña”, y tenemos o hemos tenido a nuestros hijos en “Cruz de Borgoña”, el tiempo se nos ha pasado en un plis-plas.

“Cruz de Borgoña” no atrae a las familias porque sea un Campamento “barato” o “asequible” -que lo es-, sino porque es pero que muy de fiar y sumamente interesante. El Campamento es, como prolongación de la familia, el mejor lugar para nuestros hijos. En el Campamento hay formación, es lugar de actividad o “trabajado descanso” y muchas veces hasta muy divertido, con cursillos, atención y vivencia religiosa, y numerosas actividades de carácter lúdico. Maravilloso emplazamiento de Hoyos de Espino (Ávila), en plena sierra de Gredos, presidida por los picos Almanzor y los Galayos; amplias llanadas de herbáceas y magníficos y olorosos pinares; instalaciones, muy buenas; óptima atención personalizada -pero de verdad-; formación, global o integral como se dice hoy. Alto de Muru para peques y Oriamendi hasta los 16 años, son una de las joyas de la corona de la Comunión. Mil gracias a todos aquellos que lo han hecho posible.
 

Arriar banderas y fin de Campamento
en la explanada

 Aunque los frutos se han recogido poco a poco, es hora de hacer balance global de esta importantísima actividad de nuestra Comunión. Comunión, mucho más que “partido” -que también lo es por necesidades del guión político de nuestra época-, y Comunión de hombres libres, sabiendo que la libertad pasa por la formación, una forma plena de vida, el servicio y el compromiso. Uno de los grandes problemas de nuestra juventud es confundir la formación con el “comer el coco”, y confundir el dar razones con la “dialéctica” de la autojustificación; es la falta de compromiso, y es el deseo del buen vivir más que del vivir bien. ¡Cuántos jóvenes caen en la frivolidad y sus ambientes les estropean con el triunfo del vuelo bajo y hasta del egoísmo hedonista!

Ya sabemos que “Cruz de Borgoña” no sólo es “el Campamento” sino que continúa sus actividades a lo largo de todo el año, especialmente para monitores. Pido que los jóvenes con unas comprensibles inquietudes apostólicas entiendan que “Cruz de Borgoña” también es un apostolado, pues la formación familiar, católica, tradicional o tradicionalista nunca ha sido “neutra”, “ideológica”, de “partido” y de una política entendida a lo liberal. Las familias y la sociedad organizada en su ejercicio, y además con alteridad o participación ante el poder político, eso es la política.

Sigamos con nuestro tema de Actos. Hoy, día 16, tiene lugar el regreso a casa. Un grupo de voluntarios se quedan a desmontar el campamento en una estupenda jornada de alegría y amistad.

Tras el campamento, vienen las JORNADAS MUNDIALES DE LA JUVENTUD, convocadas por SS. Benedicto XVI bajo el lema “Arraigados y edificados en cristo, firmes en la Fe”. “Cruz de Borgoña” ha organizado su grupo de peregrinación y se suma a las actividades de la Organización de la JMJ entre el viernes día 19 y el domingo día 21 inclusives.

Nuestra más cumplida enhorabuena a Miriam y a Juan Diego, a Coro, Sofía, Oleguer, María, y Encarna. Enhorabuena también a Quique y a Ana Fal Conde, por sus desvelos durante tantos años. Todavía recuerdo cómo Ana hizo hasta de madre en los apuros de mi hijo pequeño durante su primer campamento hace ya años.

Enhorabuena a todas las familias que hacen posible “Cruz de Borgoña”, y a la Junta de Gobierno de la Comunión Tradicionalista Carlista por su desinteresado y entusiasta servicio.

José Fermín Garralda
padre de familia

 

Tomado de http://elirrintzi.blogspot.com/

Próximamente se incluirá una selección de fotos

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.