Respeto a los muertos

En vísperas de la festividad de Todos los Santos y del día de los fieles difuntos, días que debieran ser de agradecimiento, recuerdo y respeto hacia nuestros antepasados, la Comunión Tradicionalista Carlista quiere dejar constancia de su repulsa por el atropello que supone la promulgación de la llamada «Ley de Memoria Democrática».

Con ella, el régimen partitocrático, dictando versiones oficiales de la Historia y amenazando con sanciones a quienes se atrevan a discrepar de las mismas, demuestra una vez más su indignidad. ¿Dónde quedan la libertad y el oficio de historiador?

Además, el poder político usurpa facultades que no tiene, dictando que un cementerio religioso deje de serlo, o exigiendo a la Iglesia o a entidades ligadas a ella -como hermandades- quién puede y no puede reposar en templos católicos. Esta decisión debería estar exlusivamente en manos de los rectores de dichas entidades y, en su caso, de los obispos de las diócesis afectadas. La Comunión Tradicionalista Carlista lamenta profundamente que ninguno de esos rectores ni responsables diocesanos se haya pronunciado en defensa del derecho de la Iglesia sobre sus templos, poniéndose incluso algunos de ellos a disposición del mismo poder político que pisotea sus derechos.

La Comunión Tradicionalista Carlista siempre estará en el lado de los que respeten a los muertos. El revanchismo político de las ideologías ateas y revolucionarias está ensuciando la vida política, enrareciendo la convivencia entre españoles y llevando el rencor a una revisión absurda del pasado.

La reconciliación nacional, que no se selló en los años de la transición sino mucho antes, inmediatamente después de la contienda de 1936-39, está en peligro. A lo largo de varias décadas nuestros padres y abuelos se empeñaron en la tarea de trabajar y convivir intentando construir una España mejor. A los empeños reconciliadores de todos ellos, y no a consensos partitocráticos, debemos el haber superado hace muchos años situaciones que algunos quieren reavivar.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.