Los carlistas en el Congreso de Apostolado Seglar de Castellón

17.04.2005. El círculo Aparisi y Guijarro no podía faltar al Congreso de apostolado seglar que ha tenido lugar este fin de semana en el palacio de congresos de Castellón, organizado por el obispado de Segorbe-Castellón bajo la temática de “la misión de los católicos hoy”. En efecto, uno de los puestos concedido por la organización fue adjudicado al Círculo Aparisi y Guijarro de Valencia, que posee una delegación en Castellón. En él, carlistas de Castellón y Valencia, y otros venidos al congreso desde Madrid, Asturias, Navarra o Vizcaya, además de seguir la temática del mismo, tuvieron oportunidad de dar a conocer a los católicos el proyecto social y político del tradicionalismo carlista.

El congreso comenzó con una ponencia a cargo de monseñor Reig Plá, obispo de Segorbe-Castellón, quién hubo de sustituir al cardenal arzobispo de Madrid monseñor Rouco Varela, ponente inicial, al hallarse este retenido en Roma por razones obvias derivadas del cónclave que esta semana comienza y que ha de elegir al sucesor de S.S Juan Pablo II. La bienvenida del obispo anfitrión y su ponencia sobre la evangelización en la España actual cerraron los actos del primer día de congreso, el viernes 15 de abril.

El sábado fueron los laudes oficiados por monseñor Reig los que abrieron la jornada. Los participantes se dispersaron por los distintos talleres existentes: juventud, familia y vida, acción caritativa, catequesis y transmisión de la fe, pastoral social y medios de comunicación social. Por razones evidentes el redactor de esta noticia se fue al último de los mismos. En él se hizo un repaso a la implantación de popular- TV mediterránea (que pretende implantarse en todo el Reino de Valencia), participada por popular-TV y  los 3 obispados del reino. Posteriormente hubo una charla con la periodista Cristina López Schlichting, directora del programa “la tarde”, de la emisora COPE, en el que esta hizo un repaso a su trayectoria periodítica y del papel de los católicos en los medios de comunicación. La misma periodista fue la encargada de la ponencia “llamados a la santidad”, cuya exposición llevó a cabo a las 12:30 horas. Su ponencia fue un repaso al proceso de conversión y evangelización y del compromiso de los católicos con Cristo, ilustrándolo con su propia historia personal de conversión, en una emotiva e íntima intervención que le arrancó lágrimas y al público encendidos aplausos en varias ocasiones y que cerraron su intervención con una ovación que duró 5 minutos largos. 
     
 

Momento de descanso con un grupo de carlistas asistentes al Congreso

Tras una opípara comida cuyo coste corrió a cargo de la vocalía de juventud anfitriona, los carlistas volvimos al palacio de congresos. El taller de comunicación presentó por la tarde a representantes de Hazteoir, de la agencia veritas, de radio maría y Carlos Esteban, director adjunto del semanario Alba. Todos ellos representantes de los nuevos medios de comunicación de inspiración católica más o menos explícita en internet o en prensa. Ha habido un interesante debate acerca de la información católica en los medios generalistas, normalmente sesgada y anticristiana, por ignorancia o mala fe, que ha obligado a la proliferación de medios católicos de información, que tratan de paliar esa carencia de información religiosa objetiva o bien información general desde un punto de vista católico.

El último acto del sábado, a las 19:00 ha sido la ponencia “la misión de los laicos hoy”, a cargo del presidente de e-cristians, el político cofundador de convergencia democrática de Cataluña, Josep Mirò i Ardévol. Mirò realizó una brillante conferencia, dividida en dos partes: en la primera diseccionaba metódica y concienzudamente la problemática moral de la sociedad española actual, basada en la segregación antropológica de la moral actual entre el hombre y su circunstancia natural; el valor de la vida, la función del matrimonio, el papel de la familia, son demolidos persistentemente en base a una supuesta libertad del hombre frente a aquellos lazos que le unen a la ley natural y a una ordenación de su vida que le acerque a Dios. Ha desenmascarado al ciencismo, que convierte a la ciencia, que es un medio para conocer la naturaleza, en un fin que da respuesta a todos los interrogantes del hombre, una función reservada a la religión y la filosofía. En lo social ha criticado la imposición de una idea de dominio totalitario del estado frente a un hombre despojado de todas aquellas estructuras naturales (familia, municipio, asociacionismo, cuerpos sociales intermedios) que le defienden del poder. Ha invocado el principio de subsidiariedad puro, que limita la acción de las administraciones del estado a aquello que los cuerpos sociales no pueden llegar, ha criticado la falta de representatividad de los parlamentarios españoles, desconocidos por sus votantes que los eligen en listas cerradas: aunque no ha llegado a invocar el mandato imperativo, el sentido del mismo se hallaba implícito en su denuncia.
 
Ha hecho, en conjunto, una descripción tan precisa y atinada de los males sociales y políticos de nuestra sociedad que uno no puede por menos preguntarse porque no ha dado el paso lógico en su proceso de razonamiento: el vicio está en el sistema que permite tales dislates. Pero como buen democristiano, el señor Mirò, tras diagnosticar con precisión los males, ha propuesto una cristianización de la vida política… sin que se note mucho. Una vez más el acomplejamiento de ser católico confesional en política (heredero de una equívoca interpretación de doctrina papal acerca de los católicos y la política) y el miedo a ir a las raíces del problema: el sistema liberal que permite que la “soberanía nacional” (para colmo manipulada ampliamente) pueda desligar la legislación del reino de la Ley natural Divina. Una pena porque el ponente fue despedido con un gran aplauso que, con justicia, se había ganado. La jornada terminó con un concierto benéfico a cargo de la orquesta de Castellón en el salón de actos.
 
El domingo día 17 de abril comenzó con un multitudinario rezo de laudes a las 10. A continuación se presentó la última ponencia del congreso, llamada “acción política de los católicos en el campo de la familia: políticas familiares adecuadas”, a cargo de d. Eduardo Hertfelder de Aldecoa, presidente del Instituto de política familiar. En una exposición muy bien estructurada y documentada don Eduardo comenzó con la presentación de las frías cifras de la familia en España: la caída de la natalidad, corregida parcialmente en los últimos años por la inmigración, el incremento exponencial de los divorcios, el estancamiento de los matrimonios, el aumento de la proporción de niños criados en familias desestructuradas… dibujando una realidad pavorosa de crisis familiar severa en España que no precisaba más que los datos fríos para causar preocupación.

Pero el ponente ha explicado posteriormente la realidad de las ayudas de las administraciones públicas a la familia, acumulando nuevos datos que exponen descarnadamente el abandono de la política familiar: el país de toda la UE con menores ayudas en bruto a la familia, el menor en ayudas proporcionales, el de criterios más restrictivos para acceder a las ayudas, que son las más magras, el que menor porcentaje del presupuesto público de los ministerios de asuntos sociales de europa dedica a políticas destinadas a ayudar a las familias (ayuda a las madres, al cuidado de ancianos, a las familias numerosas, etc), el gobierno que destina a la familia una administración de menor rango (una subsecretaría frente a la mitad de los países de europa que tienen un ministerio de la familia).

Para finalizar la exposición de datos puros Hertfelder ha sintetizado las leyes que el gobierno actual está llevando a cabo para debilitar y destruir a la familia: aborto libre, degradación del matrimonio al incluir en él a los homosexuales, a las parejas o grupos convivenciales (que podrían incluir a varios miembros), facilitación del divorcio, apertura de la legislación al repudio, ley de violencia de género que establece una discriminación en función de sexo que criminaliza de entrada a los varones, experimentación con embriones humanos que puede incluir los niños a la carta, propagación de los métodos anticonceptivos entre adolescentes, a espaldas de sus padres.

En esta parte del discurso se ha echado en falta que el ponente, además de volcar todas las acusaciones sobre el PSOE, recordara que el PP en las comunidades donde gobierna, aun antes de que lo hiciera  el gobierno actual, ha legislado leyes en el mismo sentido, suavizadas y, en algunos casos, calcadas a las mismas que él denuncia. Ese sesgo político ha deslucido no poco la inmensa razón que sus palabras tenían.

Por último el presidente del instituto de política familiar, siguiendo las palabras de Juan Pablo II sobre política y familia ha animado a los católicos a tener claro qué es aquello que se defiende (la familia, institución natural), tener la valentía y constancia de denunciar los ataques a la misma en el momento actual y además llevar a la práctica esas protestas presionando a los políticos para que legislen en función de lo que sus votantes piensan, en clara petición de que los católicos hagamos lo mismo que los lobbies gay o feministas llevan haciendo años con mucha menos representatividad y sin ninguna razón: amenazando a los políticos con retirar el voto. Aleccionador que los movimientos sociales católicos estén cobrando conciencia de que no se puede dejar en manos de los políticos la defensa de los principios y alienten a todos a ejercer una actividad pública católica en todos los órdenes. Más vale tarde que nunca. Bienvenidos al mundo real, y adiós (por doloroso que sea) a Matrix. Si siguen razonando en esta línea, acabarán todos llegando al carlismo por propia lógica.
   
 El congreso ha terminado con una hermosa misa solemne cantada oficiada por el nuncio apostólico su excelencia reverendísima monseñor Manuel Monteiro, copresidida por el obispo de Segorbe-Castellón monseñor Juan Antonio Reig Plá y concelebrada por una nutrida representación de sacerdotes y seminaristas, hasta un total de 55. El salón de actos del palacio de congresos estaba literalmente abarrotado, con muchas personas sentadas en los pasillos, por lo que esta misa de cierre ha sido el acto más multitudinario del congreso.
 
Santa Misa solemne cantada oficiada por el nuncio apostólico en España, exmo rvdmo mons d. Manuel Monteiro
  
Al final de la misma el presidente del congreso ha realizado el discurso de clausura del congreso, en el que el momento más emocionante ha sido la ovación cerrada dispensada al obispo de Segorbe-Castellón, verdadera alma de la celebración de este interesante congreso de apostolado seglar. 
 
Los carlistas podemos calificar sin empacho de gran éxito nuestra presencia en el congreso de los católicos, en el que, ayudados por el presidente provincial de la CTC, señor Porcar, hemos dado a conocer ampliamente nuestro proyecto político y social. Muchos católicos, después de la pregunta de rigor (“pero ¿todavía existe el carlismo? -pues ya ve usted que sí”) se han llevado información de palabra y escrita sobre el tradicionalismo católico y español, en muchos casos con alegría y hasta ilusión por descubrir (o re-descubrir) al carlismo. El reparto de, literalmente, cientos de ejemplares del boletín “Reino de Valencia” del círculo Aparisi y Guijarro y también de la nota de la CTC presentándose como la voz genuina del catolicismo español del 12 de octubre pasado, dan buena cuenta de ello. Hemos detectado mucha desilusión entre los católicos más comprometidos en política con los representantes del sistema.

Dos conclusiones se pueden sacar de este congreso: en primer lugar el formidable trabajo de monseñor Juan Antonio Reig Plá, auténtico referente a nivel nacional de los católicos, tanto en lo doctrinal como en el esfuerzo evangélico y su lucha por el fortalecimiento de la Iglesia en su diócesis y en toda España. El congreso del apostolado seglar ha sido un rotundo éxito (más solicitudes de inscripción que plazas, y había 1500) y buena parte del mérito es de la organización y de su director, monseñor Reig. Así lo ha reconocido con justicia la cerrada ovación de todos los participantes al mismo en el acto de clausura del mismo, ovación justísima a la que nos sumamos desde AVANT y desde los círculos carlistas valencianos. Enhorabuena, monseñor.

La otra es el cambio de aires en el catolicismo militante. Una buena representación de movimientos carismáticos, sociales, órdenes, medios de comunicación, pensadores, políticos… el tono ha sido muy diferente al de otras ocasiones. Los ataques del gobierno y del pensamiento de la izquierda en general contra los católicos está al fin produciendo un despertar de la conciencia política de los mismos. La sensación de desamparo ante las calumnias, genera una multiplicidad de iniciativas para contrarrestar la laización salvaje de la sociedad española y la marginación y satanización (si tal término fuera posible) de los católicos y de la Iglesia. Y esas iniciativas se amparan en la fidelidad doctrinal y la unión de todos frente a los ataques comunes. No se ha oído en este congreso ni corrientes progresistas o conservadoras, ni teología de liberación, ni mezquinas rivalidades entre los grandes carismas católicos que penosamente hemos tenido que sufrir en otras ocasiones. Sólo discusiones en torno a los medios para llevar a cabo una unidad de criterio.

 
Hemos tenido en Castellón un importante congreso de apostolado seglar. Algo se mueve en el catolicismo político español.
 
   
Agradecimiento al obispo Reig-Pla

He sido uno de los asistentes al Congreso de Apostolado Seglar celebrado el pasado fin de semana en el Auditori i Palau de Congresos de Castelló y desde las líneas que me brinda su periódico quiero agradecer al obispo Reig-Pla todos los esfuerzos dedicados para la organización de este gran evento. Un evento que nos ha mostrado a todos los movimientos eclesiales de la Diócesis nuestra responsabilidad y nuestro compromiso con la nueva evangelización en tiempos de adversidad, de la que nos hablaba nuestro Papa Juan Pablo.

No quiero acabar estas líneas sin reiterar mi apoyo al obispo Juan Antonio, tan calumniado e injuriado desde otros medios, por ser pastor fiel y preocupado por su rebaño.  “Bienaventurados los perseguidos a causa de la santidad, porque de ellos es el Reino de los Cielos” (Mt 5.1-11).

Víctor Puigdengolas Sustaeta. Vocal de juventud de la Comunión Tradicionalista Carlista del Reino de Valencia

(Carta al director publicada el lunes 18/04/05 en el “Heraldo de Castellón”)
 
   
Éxito del Congreso de Apostolado Seglar 

Después de nuestra asistencia al primer Congreso de Apostolado Seglar, celebrado en Castellón, nos sentimos más felices que antes y en la creencia de que esto mismo les habrá pasado a todos los movimientos de la Iglesia y particulares que han disfrutado estos días de la actividad de las tareas allí realizadas. Describir todas las acciones realizadas durante el Congreso supondría rellenar centenares de páginas… Todas las Ponencias, Celebraciones Eucarísticas y Talleres fueron un gran acierto que vivimos con emoción, gozando asistentes y responsables del mismo de los actos litúrgicos y conferencias. El aforo del Auditorio y Palacio de Congresos resultó insuficiente para albergar a las 1.500 personas que acudieron. La anécdota fue protagonizada por el ponente don Josep Miró: “He venido a Castellón pensando en dar una charla a unas trescientas o cuatrocientas personas y al ver esto en una ciudad como ésta, la asistencia proporcional de un congreso de estas características en Madrid debería ser de unas sesenta mil personas: Creo que ello no sería posible”. Para nuestro movimiento de Vida Ascendente todo lo allí vivido ha sido maravilloso… Resaltar las Ponencias sobre los distintos temas tratados (Familia, Santidad, Misión de los Laicos) y la Dedicatoria a Su Santidad el Papa Juan Pablo II, seguida de grandes aplausos. Dar las gracias a nuestro Excmo. Señor Obispo, don Juan Antonio Reig Pla, por este primer Congreso de Apostolado Seglar, por su fidelidad al Evangelio, su buen hacer y su preocupación por todos los fieles integrantes de la Diócesis.

Vicente Porcar Juan. Delegado del Círculo Cultural Aparisi y Guijarro en Castellón.

(Carta al director publicada por el diario “Heraldo de Castellón”)
 
Se pueden ver fotos del Congreso en la galería de fotos de la CTC

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.