Fiesta de la Juventud Carlista en Pamplona y 175 aniversario del Carlismo

23.12.08. El pasado domingo día 21 de diciembre, a las doce de la mañana y bajo un resplandeciente sol, la Juventud Carlista de Pamplona rindió el tradicional homenaje a la Inmaculada Concepción, conforme al privilegio concedido por S. Pío X para celebrar esta fiesta mariana el domingo siguiente de la Octava. Este año y en esta misma fiesta, también se celebró el 175 aniversario del Carlismo, como se hizo en Talavera de la Reina con un ámbito nacional, en Morella, en otros lugares, y con la inauguración del nuevo círculo en Barcelona.

Llegaron representaciones carlistas de Guipúzcoa, del Señorío de Vizcaya, de Aragón y un grupo de navarros afincados en Madrid. Se les recibió con los brazos abiertos.
La Iglesia de la MM. Agustinas Recoletas de Pamplona estaba llena de fieles. El pater glosó el Evangelio de esta hermosísima festividad mariana, próxima a la Navidad, y, al final, se renovó la consagración de la Juventud carlista a su patrona Santa María Inmaculada.

A continuación –ya eran las 13:00 horas- los asistentes, tras los saludos habituales, se acercaron al próximo Monumento a la Inmaculada, en la Aduana de Pamplona junto a la capilla de San Fermín, para realizar la ofrenda floral. La presidenta de la Comunión, la Excma. Sra. María Cuervo-Arango, depositó un hermosísimo ramo de flores a los pies de la Inmaculada. A continuación, el presidente de la CTC de Navarra, Sr. Garralda, dirigió unas palabras a los asistentes y transeúntes que se pudieron adherir, para glosar los motivos del homenaje de la Juventud Carlista a la Inmaculada, coincidente con la celebración del 175 aniversario del Carlismo. Sus palabras, que glosan los Actos del día, fueron estas:

“Queridos amigos:
Muchas gracias por estar aquí a los pies de este bellísimo monumento y en este magnífico día.
La Comunión Tradicionalista Carlista se ha reunido aquí para celebrar su tradicional HOMENAJE a la Inmaculada Concepción, y lo hace hoy conforme al privilegio otorgado por Pío X a la juventud de Pamplona. Desde comienzos de siglo XX, los carlistas se han reunido sin interrupción para realizar este mismo HOMENAJE a la Inmaculada, homenaje que nosotros rendimos hoy aquí.
Gracias, María Inmaculada por llevarnos a Tu divino Hijo, cuya presencia y Amor debemos vivir en nuestras personas y familias, pero que también hemos de recuperar en la sociedad y en la política de Navarra y de España con todas sus saludables consecuencias. Esto último es lo que nos trae aquí como Comunión política. Luchemos por retomar, en el frontispicio del Fuero y en la actual política de Navarra, el antiguo lema de política práctica: “Benedictus Dominus Deus Meus” (“Bendito el Señor Dios mío”). Lo hacemos por tributo debido a Dios y para salvaguardar al hombre, imagen visible de Dios invisible.

A la vez que este rendido HOMENAJE a la Inmaculada Concepción, los carlistas de Navarra y del resto de toda España, en Talavera de la Reina, Morella y otros lugares, celebramos el 175º aniversario del Carlismo, como el movimiento político más antiguo de España y Europa, que hoy día sigue firme en sus ideales, con un concreto Ideario y Programa aplicado al presente, fundado en el tradicional lema de Dios – Patria – Fueros – Rey legítimo.
Pienso en el pueblo leal de ayer y de hoy, en sus Círculos y oficinas, en nuestros héroes de guerra y de paz, en nuestras margaritas –por ellas mismas y en cuanto esposas, madres y hermanas-, en nuestros periodistas, en lo que fueron nuestros sindicatos, en los hombres de cultura, en nuestros políticos y en nuestros Reyes, que no sólo son los Reyes de los carlistas sino los legítimos Reyes de España.
A continuación, vamos a realizar el Acto Político, en el que todos estáis invitados, en el Hotel que está detrás de nosotros. Ruego que seamos puntuales para no dar quehacer a los encargados de la organización. Muchas gracias”.

Una vez en el Salón Mª Cristina del Hotel Tres Reyes, éste se llenó para dar lugar al Acto Político. La luz entraba con fuerza por la hermosa cristalera. Las banderas de Navarra, España y la Cruz de Borgoña, presidían el Acto. En él participaron cuatro oradores. Las circunstancias extraordinarias lo reclamaban. Sin duda fue por ello por lo que el Acto se alargó algo más de lo previsto, pues, iniciado a las 13:30 horas, duró una hora de tiempo. Sin embargo, en absoluto se hizo largo.
El presidente de la CTC de Navarra dio la bienvenida a los asistentes, presentó a los oradores, y habló de historia y actualidad. Desarrolló el gran peso que el Carlismo tuvo en Pamplona y Navarra desde 1833 (previa mención de los realistas de 1820) hasta después de la Cruzada. Recordó al general don Santos Ladrón de Cegama, primer carlista mártir, fusilado el 14-X-1833, a las muchas contiendas electorales y a los políticos carlistas de merindades, y recordó también, con admiración, a diferentes carlistas y margaritas de las últimas décadas. Habló de la persecución sufrida tras 1940, de unos 20 años de crisis posterior, del Congreso de la unidad de los carlistas en 1986, y del despertar de la Tradición en los últimos 22 años, tanto en las actividades y boletines, en foros, prensa y medios digitales, mediante los campamentos, en las elecciones de 1994 al Parlamento Europeo, y en las siguientes elecciones del 14-III-2004 y 9-III-2008 al Senado de las Cortes españolas. Los que daban por muerto al Carlismo, están viendo el resurgir de los carlistas en Navarra y toda España. Reproducimos su discurso en esta Web.

Por su parte, el joven Zubiaur, fiel descendiente de sus mayores, dio un bellísimo testimonio de lo que puede realizar un joven de su edad en nuestros días. Explicó qué es el Carlismo para él, y las actividades que se están realizando en la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra, por ejemplo la manifestación del último día de mes,, en defensa de la vida humana, delante del Parlamento de Navarra con la pancarta: “NO AL ABORTO”. La margarita Neus, se explayó en un delicioso testimonio personal como joven carlista, realizó un emocionante agradecimiento hacia sus padres, e incidió en la importancia de la actividad de los campamentos juveniles “Cruz de Borgoña”. A continuación, el secretario general de la Comunión Tradicionalista Carlista, don Fco. Javier Garisoain, explicó con una gran soltura y claridad cómo el Carlismo no es una realidad del pasado, y cómo sus contenidos dan respuesta a los problemas del presente. Seguiremos con el mismo lema, el mismo nombre y el mismo himno, porque no hay nada que nos obligue ni permita cambiarlos. Está pensado y también comprobado. El Carlismo no es para ser llevado al museo de Estella, ni es folclore, sino que tiene un Ideario de siempre y un Programa actual, sin desfase alguno entre ambos. Mucho se ha hecho en organización y actuaciones, y más se va a hacer con el esfuerzo de todos.

La comida de Hermandad sobrepasó los cubiertos apalabrados. Los niños, tan majos como siempre, prefirieron un menú adecuado a su paladar y corretear que es lo suyo. Jóvenes y veteranos confraternizaron, como siempre. Todo estuvo muy bien. Al llegar los cafés, la presidenta Doña María Cuervo-Arango tomó la palabra y dijo con toda la fuerza de su corazón, sobre un tema que tanto le inquieta: “Lo que quiero decir es duro. Llegó la hora del máximo sacrificio de los padres para que objeten a la imposición de la asignatura Educación para la Ciudadanía. Los padres deben unirse: si se unen se puede ganar. Si no, quienes imponen los Reales Decretos querrán, con más fuerza, deshacernos. Hoy, existen padres de familia que lo están pasando muy mal. Si ninguna familia tiene que ceder, los Centros de iniciativa social tampoco deben hacerlo, pues además de que la solidaridad es obligada y la unión hace la fuerza, si no es ahora más tarde les obligarán a cumplir la Ley que no admite adaptaciones ni recortes”. Desde luego, desde esta crónica animo a los padres con hijos en edad escolar a que se sigan tomando este tema muy en serio.

Comenzando casi -los inquietos- los cantos carlistas, las jotas y el barullo correspondiente, se hizo silencio en la sala ante el Brindis de Santiago. Creo que su testimonio es de los más contundentes y bellos que le he escuchado. También se incluye en esta Web. De él destaco estos párrafos:
“(…) ¿Por qué yo soy carlista?. ¿Quién es mi Rey?. ¿Qué es mi Patria?. ¿Quién es mi Dios como garantía de las libertades de los pueblos?.
¿Por qué soy carlista, un afiliado, en pie?. Porque no quiero que se me vincule con el sistema político vigente que pone a Dios a nivel de igualdad con los hombres. No soy demócrata a la manera que hoy se habla de la esencia de la democracia. Soy carlista porque no creo en la democracia roussoniana. España salió en defensa de un orden político cristiano. Cuando en Europa quedó derrotada la Cristiandad, España la defendió (…)”.
Al final, el Brindis terminó con estas palabras: “Brindo por un Carlismo firme, contundente, fiel; por un Carlismo que diga: “Señor, Tu eres”, “dichoso el pueblo cuyo Dios es el Señor”. No hay más que un Señor, el Señor de la Historia; no hay más que un Rey, el Rey de la Historia.
Mi brindis es: ¡Viva Cristo Rey!”.

La fiesta continuó con entusiasmo. También fue interesante la rifa de premios, destacando la tradicional cesta de Navidad, que le tocó a… Que unos y otros se marchasen a sus casas con sus familias no es más que para volver a juntarse y trabajar. Que la unión hace la fuerza. Que los millones de carlistas que fueron nos miran con expectación. Que la Causa ventila asuntos temporales muy graves… pero también, y sobre todo, asuntos eternos y que comprometen la salvación de las almas.
José Fermín de Musquilda (Pamplona)

BRINDIS EN LA CELEBRACIÓN DE LA FIESTA DE LA INMACULADA Y EL 175 ANIVERSARIO DEL CARLISMO

“Esta fiesta y Homenaje de la Juventud Carlista de Pamplona a la Inmaculada Concepción es muy entrañable para nosotros.
En ella recordamos que España supo entender que lo que estaba ocurriendo en el mundo era la gran tentación: “seréis como dioses”. Recordamos también que tenía que venir una Mujer que iba a aplastar la cabeza a la serpiente. Y la cabeza está aplastada. Nosotros nos movemos con la esperanza de que el dragón está vencido, aunque a veces podamos pensar que hay un combate de resultado dudoso. La Inmaculada tiene como peculiaridad la rebelión del dragón contra la Doncella. Este es el germen de la Cristiandad. Es la fecundidad hecha historia en el tiempo, cuando se ha sido fiel al Reino de Cristo.
Mi brindis es como una confesión personal. Yo os invito a que lo proclaméis. Tengo claro que renaceremos de nuestras cenizas, porque no es un problema nuestro.
¿Por qué yo soy carlista?. ¿Quién es mi Rey?. ¿Qué es mi Patria?. ¿Quién es mi Dios como garantía de las libertades de los pueblos?.
¿Por qué soy carlista, un afiliado, en pie?. Porque no quiero que se me vincule con el sistema político vigente que pone a Dios a nivel de igualdad con los hombres. No soy demócrata a la manera que hoy se habla de la esencia de la democracia. Soy carlista porque no creo en la democracia roussoniana. España salió en defensa de un orden político cristiano. Cuando en Europa quedó derrotada la Cristiandad, España la defendió. Por eso los hay que no comprenden a España. Sepamos que el Carlismo no se levantó contra nadie. La Revolución es la que se levantó contra España. Y los españoles se levantaron a favor de España. ¿El cuatrilema?. El cuatrilema es el Tratado Político de España: es el Programa natural-político de España, nuestra Patria.
Los actuales “coletazos” son contra lo que queda del ser auténtico de España. Es no dejar lugar a lo que es herencia de ese espíritu tradicional. Pues bien, es preferible perder la vida antes que no tener identidad: tierra y familia, fidelidad y realidad cultural, vivencia cristiana de la Fe… Ser carlista es sentirse hijo de España, hijo de la tradición española, hijo de la Unidad Católica, hijo de la confesionalidad de los poderes civiles.
¿Has dejado de creer que la Ley de Dios es el límite de la voluntad de los hombres?. ¿Dios bendice a los que Le son fieles, y a los pueblos que también lo son?. Sí; Dios bendice con la Paz a los que son fieles a Él como Señor. A medida que estudiéis más la historia, os haréis más carlistas.
Sabemos que en la ciudad de Estella, ciudad del Ega, el 18 de febrero de 1839 se fusiló a cuatro generales leales y a un intendente como si fuesen traidores. En ellos se fusiló a España, pues luego vino el llamado abrazo de Vergara y una falsa paz. En España sólo se puede vencer por medio de las traiciones. En 1976 fue, una vez más, la traición a España.
España no es odiada por su cultura, que es brillante. España es odiada porque fue fiel a la iglesia Católica, al Evangelio. Hemos asistido a cuatro momentos históricos sucesivos: la destrucción de la confesionalidad católica, la igualdad jurídica entre el bien y el mal, el predominio de las Sectas, y la persecución a los católicos.
Es la hora de que en este proceso estemos preparados con la firmeza de nuestros caballeros. Esto no es pesimismo. La hora de la victoria llegará cuando los malos se traicionen a sí mismos. Quitad a Europa y a España la religión católica, y se derrumbará como un edificio de naipes.
Brindo por un Carlismo firme, contundente, fiel; por un Carlismo que diga: “Señor, Tu eres”, “dichoso el pueblo cuyo Dios es el Señor”. No hay más que un Señor, el Señor de la Historia; no hay más que un Rey, el Rey de la Historia.
Mi brindis es: ¡Viva Cristo Rey!”.

Fotos del acto

Notas de J. F. de Musquilda

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.