Recordando las lecciones de Física: Espacio, velocidad y aceleración

09.09.08. Treinta años enseñando Física y nunca me había encontrado con la palabra “desaceleración”, que viene empleando el Presidente del Gobierno. Como uno no es economista, ignora si es un término usual en la tal ciencia o un eufemismo inventado por quien lo usa. Es la Cinemática la parte de la Física que se ocupa del movimiento de los cuerpos.

Si un cuerpo cambia de posición en el espacio, si se mueve, es que está dotado de una velocidad. Para mayor sencillez, consideremos que el fenómeno ocurre sobre una recta.

El cuerpo (móvil) que sobre ella se mueve tiene una velocidad. La variación de la velocidad en la unidad de tiempo es la aceleración. El móvil que aumenta su velocidad está “acelerando”. Si disminuye, está frenado. Pero aunque el móvil esté frenando puede seguir avanzando. Los coches necesitan un espacio para detenerse después de que se aplica el freno. Si el conductor no frena con la suficiente antelación frente al obstáculo se la pega.

Cuando uno lee la palabra “desaceleración” aplicada al estado de nuestra economía, piensa que el término ha sido tomado de la Cinemática y se aplica por analogía. La existencia del concepto “aceleración”, como aumento de velocidad, nos inclina a ello. Pero uno no llega a entender qué quieren significar quienes la emplean. Hasta ahora uno había empleado la palabra “deceleración” cuando la aceleración es negativa, cuando la velocidad disminuye. Un cuerpo lanzado verticalmente hac ia arriba está sometido a una deceleración. Su velocidad disminuye aunque siga elevándose hasta una determinada altura en que empieza a caer.

¿Qué quieren decirnos con el término “deceleración” aplicado a la economía? ¿Que disminuye su velocidad de crecimiento pero progresa, aunque a menor ritmo que hasta ahora? ¿Qué se ha estancado? ¿Qué retrocede?

Porque la única explicación que uno encuentra es que por “desaceleración” quieren significar lo contrario de “aceleración” una aceleración negativa. Y cuando esa aceleración negativa persiste el móvil llega a detenerse e inicia el descenso. ¿Es ese el porvenir de nuestra economía?
 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.