LEGITIMIDAD – Nota de prensa

NOTA DE PRENSA

Junta de Gobierno de la Comunión Tradicionalista Carlista

“Ante la confusión sobre la legitimidad dinástica”

En los últimos tiempos se han prodigado declaraciones y apariciones de diversos miembros de líneas dinásticas relacionadas históricamente con el carlismo. Son muchos los simpatizantes carlistas que nos demandan la posición oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista, respecto a la persona del Rey legítimo. Por ello deseamos emitir esta nota de prensa reafirmando la postura de nuestra organización desde su fundación, en el Congreso de El Escorial de 1986. En las ponencias aprobadas se destaca que la CTC es una organización carlista constituida para vehicular las fuerzas del tradicionalismo contra el proceso revolucionario que está sufriendo España.

Para ello, y para evitar divisiones, todos los representantes de los grupos carlistas que asumieron las ponencias de ese Congreso, acordaron que, personalmente, cada afiliado de la CTC podía mantener su fidelidad dinástica según su conciencia, pero que la propia organización no debía posicionarse con ninguna de ellas. El único acuerdo al respecto fue afirmar que el último rey legítimo aceptado por TODOS los carlistas fue SMC D. Alfonso Carlos I.

Ello no significa que la CTC reniegue de su carácter monárquico y legitimista; y es sabedora que, tarde o temprano, deberá plantearse con la mayor seriedad y rigor la cuestión sucesoria. Pero, también, nuestra organización es consciente que los males que acechan a las Españas exigen que nuestras energías y prioridades se vuelquen en formar un pueblo carlista que catalice las energías de los españoles de bien. Hemos de afrontar uno de los retos más grandes de nuestra historia: un combate como nunca se ha dado contra las fuerzas disolventes de nuestras esencias patrias y de la Religión.

La CTC comisionó en su momento a unos expertos para elaborar un documento base sobre la cuestión sucesoria. Este documento ya ha sido completado y servirá en breve para plantear un debate interno y sereno sobre la viabilidad o legitimidad de determinadas líneas dinásticas; qué características y compromisos debe presentar un aspirante al Trono de España para ser reconocido como tal y aquellas otras cuestiones que permitan una unidad de criterio en el pueblo carlista respecto al posible pretendiente.

Mientras tanto, la CTC proclama que los acuerdos fundacionales de 1986 siguen vigentes y que nuestro fin primero es, como hemos dicho, organizar un pueblo carlista fuerte y generoso que permita regenerar una parte de la España que aún siente que en la Tradición está su salvación. También declaramos que, sin el pilar de la monarquía, España está condenada al cantonalismo y la desintegración. Pero no aceptaremos un pretendiente a cualquier precio o a medias tintas. Pedimos a la Providencia que disponga el día en el que todos los españoles podamos jurar fidelidad a aquél que esté dispuesto a asumir plenamente las responsabilidades que exige el Trono, siendo el primero en ofrendar ejemplarmente su hacienda y su propia vida por Dios y las Españas.

 

Junta de Gobierno de la Comunión Tradicionalista Carlista

En un lugar de España 28 de enero de 2022, Festividad de Santo Tomás de Aquino

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.