FIDES CTC nº 43. 31 de diciembre de 2000. Fiesta de la Juventud Carlista de Navarra

Los carlistas navarros celebraron su principal acto anual el pasado 17 de diciembre, como viene siendo tradicional, el domingo siguiente a la octava de la Inmaculada.

Los actos comenzaron con una Misa a las 12:30 en la Iglesia de las MM. Recoletas que se encontraba llena de público. Al final de la misma el secretario de la Junta Regional leyó el mismo texto de la consagración a los Sagrados Corazones de Jesús y María que fuera leído una semana antes ante la imagen de la Virgen del Pilar de Zaragoza.

El ACTO POLÍTICO, celebrado en un salón del cercano Hotel Tres Reyes, fue protagonizado por sendos discursos que dirigieron a los asistentes Javier Garisoain, navarro y Secretario de Organización de la CTC y Carlos Ibáñez, Secretario General.

El primero explicó el sentido de los trabajos que lleva e impulsa actualmente la Junta de Gobierno con la intención de hacer de la Comunión un “cauce digno para la participación política de los católicos españoles”. En este sentido se tratan de coordinar las actividades regionales y locales, los cursos de formación, las publicaciones, la propaganda, etc. Garisoain habló también de proyectos concretos como la universidad carlista “Alfonso Carlos I”,las jornadas de formación de Cruz de Borgoña, o la anhelada acción política que tanto se necesita. Por último aludió al ejemplo de Santo Tomás Moro, recientemente nombrado patrón de los políticos, ejemplo de coherencia, de fidelidad a la conciencia y de denuncia prudente y constructiva de los errores modernos ante los que se debe alzar clara y fuerte la voz de la Comunión Tradicionalista.

Por su parte Carlos Ibáñez tocó otros aspectos de la actualidad como la política linguística del gobierno nacionalista vasco que en vez de buscar una sana difusión cultural del vascuence lo utiliza como instrumento político derrochando grandes cantidades de dinero que además no dan resultados. Puso en evidencia las contradicciones del nacionalismo que es una ideología que no se basa en la realidad de las cosas. En el caso del vascuence es evidente,la imposición no provoca la adhesión supuestamente pretendida. Los nacionalistas no creen en la cultura vasca y sólo buscan el interés. Las paradojas y ejemplos concretos animaron con aplausos y carcajadas la andanada de críticas razonadas al nacionalismo vasco.Ibáñez habló también del pacto antiterrorista PP-PSOE que podría ser una buena noticia para luchar y acabar con ETA es en realidad un pacto para defender la Constitución y por tanto no tiene una base sólida.

Asimismo afirmó que la convocatoria de oración de los Obispos por la paz en Vitoria queda coja por su falta de crítica a otro tipo de terrorismo contra los no nacidos como ha quedado reflejado en la carta que se ha remitido a los obispos de vascongadas y Pamplona-Tudela convocantes de la jornada, el sistema no puede hacernos creer que el único problema es el terrorismo asesino de ETA. Los obispos deberían aprovechar que son un referente en la sociedad y que van a ser centro de atracción y crítica hagan lo que hagan, para que por lo menos sea por defender la verdad en su integridad.

En los actos de la jornada se recordó al recientemente fallecido Javier Morte, presidente honorario de la Junta Regional y asiduo asistente a esta fiesta. Terminó el acto con el canto del Oriamendi en una sala llena sobre todo de jóvenes.

A continuación hubo una comida de hermandad en el mismo hotel con el tradicional sorteo de la cesta de Navidad que tocó a Milagros Unanua.

Una jornada francamente animada e ilusionante.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.