Crónica de los actos con motivo de la festividad de los Mártires de la Tradición 2005

16.03.2005. La Comunión Tradicionalista Carlista, con diversos actos y celebraciones litúrgicas en varios lugares de España, ha seguido dando continuidad al mandato de S. M. C. D. Carlos VII, por el cual instituyó en 1895 la Festividad de los Mártires de la Tradición, en conmemoración de todos aquellos que perecieron a la sombra de los ideales de Dios, Patria, Fueros y Rey legítimo, “en los campos de batalla y en el destierro, en los calabozos y en los hospitales”, escogiendo para ello la fecha de la muerte del primer rey legítimo español muerto en el exilio: D. Carlos V, el 10 de marzo de 1855, en Trieste, del cual este año se conmemora la efeméride de su 150º aniversario.

No está de más recordar el propósito con que Carlos VII instituyó esta fiesta que los correligionarios y simpatizantes de toda España celebran todos los años en sus respectivos lugares: honrar la memoria de los mártires “de todas las maneras imaginables para que sirvan de estímulo y ejemplo de los jóvenes y mantengan vivo en ellos el fuego sagrado del amor a Dios, a la Patria y al Rey.” Las juntas recibían el encargo de organizar funerales por los muertos y encarecer a los correligionarios a rezar ante sus tumbas; los círculos, el de fomentar los estudios históricos sobre los combatientes, y la prensa tenía que “ensalzar y divulgar sus hechos más gloriosos y propagar sus retratos”.

Es una alegría para nosotros constatar que la estela de celebraciones anuales que se vienen repitiendo ininterrumpidamente desde hace ya 109 años para honrar a quienes, en el exceso de su amor por la patria, no dudaron en hacer ofrenda de su vida por ella, sigue creciendo año tras año. Este año tenemos constancia de Misas celebradas en Zaragoza, Sevilla, Valencia, Madrid, Barcelona, Pamplona, San Sebastián, Oviedo, Miranda de Ebro y Santiago de Compostela, sobre las cuales reseñamos los datos más importantes en páginas interiores.

En Valencia, los actos previstos para el domingo, 13 de marzo, en el Cementerio General de Valencia dieron comienzo con la ofrenda de un ramo de claveles rojos y margaritas amarillas en la lápida que cubre los restos mortales de los valientes requetés del tercio Virgen de los Desamparados, asesinados vilmente en julio de 1936, con representación de todos los círculos carlistas valencianos. A las 12:00 h. se celebró la Santa Misa por el alma de todos los mártires de la Tradición, celebrada en la iglesia parroquial de Santo Tomás Apóstol y San Felipe Neri, sita en la plaza de San Vicente Ferrer, popularmente conocida como Plaza de los patos, en pleno centro de la ciudad, templo que habitualmente acoge los actos sacros del Círculo Aparisi y Guijarro. Numerosos carlistas acudieron para rezar por sus muertos. Una sencilla boina roja al pie de la cruz de plata junto al altar ha dado noticia del motivo de la celebración. Ofició la eucaristía el Rvdo. Padre D. Francisco Suárez, consiliario del Círculo Cultural Aparisi y Guijarro. Concluidos los oficios religiosos los presentes se trasladaron a Llíria,  donde el Círculo Cultural Católico San Miguel cedió generosamente su local para la celebración de la comida de hermandad, dadas las condiciones en que se halla el local del Círculo Aparisi y Guijarro, donde una numerosa concurrencia de carlistas provenientes de Benicarló, Castelló, Nules, Ribarroja, Xàtiva, Gandía, Oliva, Aldaya… además de los anfitriones de Llíria y de la propia ciudad de Valencia, dio buena cuenta de una paella de pollo y conejo, generosamente acompañada con vino de la tierra. A los postres, unas emotivas palabras, recordando a aquellos en honor de cuya memoria se realizaban los actos del día. Sus últimas palabras han sido interrumpidas por sonoros aplausos y la comida ha concluido con vivas a Cristo, a la Patria y al rey legítimo. La sobremesa se alargó hasta bien entrada la tarde con intervenciones en torno a la campaña laicista que sufre España, su conexión con la masonería y el papel que el carlismo ha de jugar en la actual situación.

 

En Barcelona, los carlistas procedentes de diferentes zonas del Principado (Terrassa, Vilanova, Gerona, etc.) se dieron cita en número de aproximadamente un centenar en el Cementerio de Montcada i Reixac, de tan trágico recuerdo por los asesinatos del Obispo D. Manuel Irurita Almandoz, Pastor de la Diócesis de Barcelona, y cuyo proceso de beatificación continúa hoy día abierto, y de centenares de carlistas catalanes por el único hecho de serlo durante la Cruzada de liberación. Los presentes subieron haciendo el Vía Crucis hasta el Mausoleo, donde dos oradores dirigieron a la concurrencia unas breves palabras. La Misa fue oficiada por el P. Acosta, de los Misioneros de Cristo Rey, el cual no dejó de citar en tan señalado día en su homilía al insigne Juan Vázquez de Mella. Entre los presentes fue unánime el pesar por la ausencia de los queridísimos Mariano Toda y José Vives Suriá, recientemente fallecidos, los cuales han sido para toda la familia carlista modelos de entrega y abnegación plenas por la Causa, y así quedarán en nuestro recuerdo. Particularmente D. José Vives Suriá, cuyo celo por la Causa de la Tradición consiguió, como unos de sus últimos logros, precisamente la recuperación de la lápida de la tumba de Monseñor Irurita, arrinconada en el mismo Cementerio tras ser bárbaramente profanada en diciembre de 1999, y en poder actualmente del Arzobispado de Barcelona gracias a las gestiones de nuestro querido correligionario, así como la compra de la tumba de tan insigne mártir. De igual forma, gracias a su esfuerzo se consiguieron reparar los graves desperfectos que había sufrido el Mausoleo del Cementerio de Montcada, permitiendo así que nuestros correligionarios catalanes sigan celebrando año tras año la memoria de nuestros mártires. Descansen en paz por las oraciones de todos nosotros.

 

En Oviedo se celebró la Santa Misa el viernes, 11 de marzo, a las 19:00 h., en la Iglesia Parroquial de San Tirso el Real con nutrida asistencia, y a continuación tuvo lugar una conferencia de D. Santiago Arellano sobre “La enseñanza de la Religión en los centros públicos para una educación integral”, a la que asistieron medio centenar de personas y en la cual el ponente tuvo ocasión de trazar ante los oyentes el gran cuadro de la secular civilización cristiana y sus numerosísimas manifestaciones culturales y artísticas que han llegado hasta nuestros días, de las cuales es destacado ejemplo “El Quijote”, del que se celebra el IV Centenario de su publicación con una  amplia campaña apoyada desde los poderes públicos, que sin embargo obvian la evidente huella cristiana que informa toda la obra.

Momento de la intervención de D. Santiago Arellano en el acto de Oviedo

En Madrid tuvo lugar la Santa Misa el sábado, 12 de marzo, a las 11:30 h. de la mañana en la Iglesia de San Jerónimo el Real, como viene siendo habitual en los últimos años y previo anuncio mediante esquela en el semanario “Alba”, oficiada por el joven P. José María Serra, que en la homilía supo relacionar admirablemente los conceptos de Tradición y Martirio, según la etimología griega de la palabra: Martyr (testigo) de la Tradición (de la Fe recibida), a lo cual todos somos llamados: a ser Testigos (es decir, Mártires) de la Tradición. Durante la celebración, las banderas española y con la Cruz de Borgoña, a la izquierda del altar. A la salida de misa, los presentes entonaron espontáneamente el Oriamendi. Acto seguido tuvo lugar una comida de hermandad en un restaurante cercano, cuya sobremesa se prolongó en el local de la calle Zurbano, con  animado intercambio de impresiones sobre los más variados temas y el papel que el carlismo debe jugar en la actualidad. Más información sobre próximas actividades en el teléfono 669 370 370.

Detalle del público asistente al acto de Oviedo

En Pamplona se celebró una Misa el jueves, 10 de marzo, en la capilla de San Ignacio, a las 20:00 h.. Al final de la misa se recordó el hecho de que este año se conmemora el 150º aniversario de la muerte de S.M.C. D. Carlos V, precisamente el 10 de marzo, en la ciudad imperial de Trieste. El sábado, 12 de marzo, tuvo lugar una cena de hermandad donde los que acudieron a la Misa en memoria de los mártires y cuantos quisieron acercarse pudieron intercambiar impresiones sobre los más variados temas.

 

En Sevilla, se celebró la Santa Misa el sábado, 12 de marzo, a las 10:30 h. de la mañana en la “Capillita de San José”, con anuncio previo mediante esquela en el diario ABC, y oficiada por el P. Fernando Reyes, a la cual acudió un nutrido grupo de más de un centenar de carlistas sevillanos. Posteriormente, se dio un desayuno en la Casa de Soria, en el cual se dieron cita más de medio centenar de personas. Tras la Misa, los niños hicieron una excursión cultural al Monasterio de Loreto acompañados por un monitor de Cruz de Borgoña.

 

En Zaragoza, se celebró la misa en la Capilla de los Dolores de la Iglesia de San Pablo, el sábado, 12 de marzo, a las 13:00 h., en la que hubo una breve alocución con mención de las frases de Carlos VII por las que declaraba su intención al instituir la Festividad, y posteriormente se celebró la comida y el acto político en la Posada de las Almas al final de la misma, momento en el cual tomó la palabra D. José María Salvo, Delegado de la Comunión Tradicionalista Carlista en el Reino de Aragón, que recordó las líneas establecidas en el último Congreso de la C.T.C. y la obligación y el compromiso de todos los carlistas de seguirlas fielmente y darlas cumplimiento. A continuación tomó la palabra D. Miguel Pallarés para, haciendo hincapié en el ideario carlista, recalcar la inquebrantable unidad de España, garantizada desde siempre en la España histórica por el reconocimiento de los derechos forales, y gravemente amenazada hoy día por los ataques del liberalismo, negador de dichos derechos regionales forales. José María Salvo volvió a tomar la palabra profundizando en el sistema foral y la subsidiariedad, y haciendo referencia a la penetración del liberalismo en nuestra patria desde las instancias nacionales y europeas mediante la compra de las conciencias con dinero, público y privado y una de cuyas manifestaciones más visibles son los constantes ataques de que son objeto la Iglesia Católica y sus fieles por parte de los poderes públicos, especialmente. Se dio conclusión al acto con el canto del Oriamendi. Se retomarán próximamente los trabajos de la Junta regional de Aragón. Para más información, llamar al teléfono 976 32 27 14.

 

En Santiago de Compostela se celebró la Santa Misa el domingo, día 13 de marzo, en la Capilla de Pastoriza, a las 11:30 h. A continuación los asistentes tuvieron una comida con animada charla sobre temas varios de actualidad política. Para contactar con la Junta del Reino de Galicia, llamar al teléfono 666 653 257.

 

En San Sebastián, casi medio centenar de afiliados y simpatizantes se congregaron el jueves, 10 de marzo, en la Capilla de las Religiosas de las Siervas de María, para conmemorar, un año más, a aquellos que cayeron en defensa de  los ideales de Dios, Patria, Fueros y Rey. A continuación, se celebró una cena de hermandad en un restaurante cercano.
 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.