Campamento Cruz de Borgoña 2007

06.09.2007. Cruz de Borgoña ha organizado por vigésima ocasión los campamentos de verano que tan buenos resultados vienen dando en todas sus ediciones. Cerca de 200 niños, adolescentes y jóvenes, junto con monitores y personal de servicios se han congregado este año en las estribaciones de la Sierra de Gredos, en la localidad castellanoleonesa de Hoyos del Espino.

La creciente asistencia de pelayos y margaritas al Campamento año tras año ha obligado a hacer un esfuerzo extra, pues las instalaciones se han quedado pequeñas para tan nutrida concurrencia y se baraja la posibilidad para sucesivas ediciones de desdoblar el Campamento en dos turnos.

El Campamento estaba dividido en tres grandes grupos: los más pequeños, organizados en torno al Campamento “Alto de Muru”, los medianos en el Campamento “Oriamendi”, y los mayores de 16 años en adelante en el Campamento “Montejurra”, que este año han hecho una dura travesía de montaña de seis días recorriendo la Sierra de Gredos, bordeando el Pico del Moro Almanzor. Los jóvenes pelayos y margaritas han recibido formación doctrinal, sobre el Carlismo e Historia de España, charlas sobre temas de actualidad social y política, participado en competiciones deportivas y de recreo, gymkanas, juegos, ejercicios prácticos de orientación con brújula y un examen final de conocimientos.

Los Campamentos Oriamendi y Alto de Muru también realizaron sus travesías de montaña, aunque considerablemente más cortas. Los pelayos y margaritas tuvieron en todo momento la asistencia religiosa del P. Higinio, cuyo sacrificio para asistir año tras año al Campamento y atender las necesidades espirituales de los jóvenes pelayos es digno de todo elogio. Las veladas nocturnas de oración y las interpelaciones espirituales del páter permanecerán largo tiempo impresas en la memoria de los chavales.

En la velada nocturna de cierre del campamento, padres y pequeños pudieron disfrutar de varios números humorísticos, junto con el concurso de canciones, muy disputado este año, y que recayó en los monitores de Oriamendi.

Entre 400 y 500 personas estuvieron presentes en la Misa de Clausura del campamento, concelebrada por varios sacerdotes y con un diácono, y posterior entrega de premios y diplomas de participación.

Todo el mérito de los buenos frutos y creciente éxito del Campamento de Cruz de Borgoña recae en la dirección de la Asociación y en particular de los Directores del Campamento, Enrique Izquierdo y Ana Fal-Conde, cuyo esfuerzo, dedicación y sacrificio fueron correspondidos con una ruidosa ovación el último día y reconocemos con todo merecimiento desde estas líneas.

Agradecer también a los responsables, monitores y personal de servicios, especialmente de cocina, su trabajo y su sacrificio. Las palabras y el ejemplo de las personas a las que se concede ascendiente se imprimen fuertemente en los corazones jóvenes, y conscientes de esto, los diversos responsables han estado siempre dispuestos al sacrificio para ofrecer el mejor testimonio a los pelayos y margaritas.

Próximamente se insertarán fotos del campamento en la página web: www.carlistas.es.

Fotos aquí

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.