Nota con motivo del Día de la Monarquía Tradicional

06.01.08. Cada 6 de enero, coincidiendo con la festividad de los Reyes Magos, que acudieron a postrarse en Belén ante el Rey de Reyes, el carlismo celebra el día de la Monarquía Tradicional. El sentido de esta celebración es el de recordar cuál es la diferencia entre los verdaderos Monarcas en España y los simuladores: la capacidad de reconocerse vasallos del Soberano de todos.

Esta actitud fundamental de los Reyes está en la más íntima entraña de la Monarquía y en el origen mismo de España, y es la que legitima al Rey para reinar y gobernar. La Monarquía constitucional que se introdujo tramposamente en España, en cambio, ha abdicado de la potestad de gobernar, porque en su pública indiferencia ante el Mensaje del Dios al que adoraron los Reyes Magos en el fondo no se siente legitimada para ejercer la labor de gobierno (y no lo está). Se limita a publicar con su firma las leyes más injustas que ha sufrido el pueblo español en los últimos años al tiempo que declina toda responsabilidad por los estragos que provocan.

Por todo ello, es muy necesaria la constancia en la celebración de esta Fiesta de la Monarquía Tradicional que nos recuerda que el verdadero y legítimo señorío terrenal sólo se deriva de Aquél que tiene en su mano el Reino, la Potestad y el Imperio, y ante Quien todos, los que le reconocen y los que no, habrán de dar cuenta de sus actos.
 

Permanente de la Junta de Gobierno de la CTC

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.