Ante las inadmisibles ambiciones del Sr. Ibarreche sobre Navarra

18.05.08. Una vez más, el Sr. lbarretxe ha caído en la más absurda intromisión contra el viejo Reino de Navarra, hoy Comunidad Foral de Navarra. Como presidente de Euskadi, ha pedido al presidente de Gobierno de España, don José Luis Rodríguez Zapatero, negociar un acuerdo que incluya un órgano común entre Euskadi y Navarra, así como la cooficialidad del vascuence en Navarra.
Es absolutamente inadmisible tanto la propuesta de negociación sobre Navarra, como los términos de la misma. Esta fantasía nacionalista del Sr. lbarretxe quiebra frontalmente los derechos de Navarra y los navarros. Sus ambiciones recuerdan -en parte- a las presiones, la ilegalidad y la anexión de Austria por el nacionalsocialismo alemán. Los tradicionalistas o carlistas de Navarra no podemos admitir el imperialismo del Sr. lbarretxe sobre Navarra, ni que Navarra sea moneda de cambio y negociación de otros, ni las presiones o chantaje oculto bajo el precioso nombre de la Paz.
Es muy posible que al Sr. lbarretxe le fuese muy dificultoso exponer sus ambiciones sobre Navarra de no existir la banda armada terrorista ETA. Así mismo, la existencia de ETA hace que, tras las trampas, negociaciones y todo lo ocurrido en los últimos años, cualquier navarro reciba ciertas propuestas {al es la presentada por el Sr. lbarretxe- como un chantaje. Por otra parte, ningún grupo social o bien ningún político, sea navarro o no navarro, es soberano para decidir o cambiar la constitución histórica de una comunidad como Navarra, configurada paulatinamente durante más de mil años.
La historia del viejo Reyno y su personalidad jurídico- política, la extensión territorial y su amplia frontera con Francia, sus raíces milenarias y la unidad en la variedad propia de Navarra, son envidiadas por quienes, como el Sr. lbarretxe, rompen con la gran empresa milenaria que es España -de la que Navarra forma parte esencial con gozo-, son separatistas respecto a la Nación española o las Españas, vulneran el Régimen Foralde Navarra -basado en su Derecho Civil o “Fuero Nuevo”-, y reniegan de sus mayores. Sus mayores *junto a los nuestros de Navarra y los del resto de España- se enfrentaron al liberalismo nacido en las Cortes de Cádiz. al centralismo y al uniformismo que devoraba las instituciones sociales y las Regiones históricas, y defendieron el lema de Dios – Patria – Fueros – Rey.
Como decía Vázquez de Mella, una generación no tiene derecho para echar por la borda la vasta herencia recibida. Así pues, no todo se reduce a la legalidad. Tampoco dé el Sr. lbarretxe lecciones a los que hablan los dialectos vascos propios de Navarra -o bien otra forma lingüística similar-, como nobilísima lengua viva de una parte de los hijos de nuestros mayores, ni caiga en el estatismo estatutario y administrativo, ni en inadmisibles imposiciones. Como la propuesta de lbarretxe sobre todo hiere el corazón mismo de Navarra, sus derechos y dignidad, sus libertades y existencia, así como la vida ordinaria de los navarros y las actuales instituciones de Navarra…
Exigimos la inmediata retirada de dicha propuesta y que no se vuelva a plantear en el futuro. Desde luego, tomamos dicha propuesta como iniciativa del Sr. lbarretxe y no de nuestros queridos vizcaínos, guipuzcoanos y alaveses. El Sr. lbarretxe no da ejemplo por la paz,lajusticia, y el Bien Común; se ama a sí mismo, quiebra el derecho ajeno, y, en sus fantasías nacionalistas, prescinde de la misma realidad histórica asícomo de la realidad presente.
Sepa el Sr. lbarretxe que Navarra tiene como guías la leyenda del antiguo escudo del Reino: “Benedictus Dominus Deus meus” (“Bendito el Señor Dios mío”, Jaungoikoa), y la divisa de los Infanzones de Obanos: “Pro libertate patria gens libera state” (“Por la libertad de la Patria, permaneced libres como pueblo”).
Un pueblo milenario como Navarra no puede plegarse o ser indiferente a las intromisiones del Sr. lbarretxe. Exigimos que se respete a Navarra y los navarros, y deseamos que el Señorío de Vizcaya, así como Guipúzcoa y Álava, recuperen actualizados sus venerandos Fueros que nunca debieron perder, y queden libres de las fantasías nacional-separatistas que tanto daño hacen a todos.
José Fermín Garralda Arizcun Presidente de la Junta Regional Carlista de Navarra Comunión Tradicionalista Carlista navarra@ctcarlista.org

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.