Ante la sentencia del Tribunal Supremo declarando la inexistencia del derecho a la objeción de conciencia

30.01.09. La Comunión Tradicionalista Carlista se ha implicado desde sus inicios con el movimiento de objeción de conciencia a la imposición nacionalsocialista de la asignatura Educación para la Ciudadanía, que supera ya ampliamente las cincuenta mil objeciones.

Ante la noticia aparecida en la mayoría de los medios de comunicación de que la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha denegado el derecho de los padres recurrentes a la objeción de conciencia ante esta asignatura, y a la espera de la publicación del texto de la sentencia, la Comunión Tradicionalista Carlista declara su alineación incondicional y hasta sus últimas consecuencias con los padres de familia que desean una formación para sus hijos acorde con sus propias convicciones, y recuerda que la decisión del Tribunal Supremo afecta únicamente a los cuatro casos planteados, cuyos padres pueden y deben emplear los medios legales a su alcance para recurrir a instancias jurisdiccionales superiores, y no afecta a los otros más de cincuenta mil cuyas objeciones siguen presumiéndose plenamente válidas al amparo de la legalidad vigente mientras no sean resueltos sus casos de la misma forma.

Por otra parte, la Comunión Tradicionalista Carlista recuerda que el Tribunal Supremo no es la sede indicada para resolver si el derecho a la objeción de conciencia es extensible o no en nuestro sistema legal a los padres que quieren para sus hijos una educación conforme a sus convicciones, sino que lo es el Tribunal Constitucional, siendo el Tribunal Supremo únicamente la máxima instancia legal.

Por todo ello, la CTC aguarda a conocer los términos de la decisión del alto tribunal, así como los votos discrepantes, para hacer una valoración exhaustiva de la misma.

Secretaría de Comunicación CTC
 
 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.