Aplech carlista de Montserrat 2010

Montserrat, 17 de Octubre de 2010. Amaneció un gran día en Cataluña, no sólo metereológicamente hablando. El carlismo catalán se congregaba en las alturas de la Montaña sagrada de Montserrat, para celebrar un año más, fieles a la tradición, el homenaje al Tercio de Requetés de Nuestra Señora de Montserrat. Desde primera hora de la mañana grupos de jóvenes y no tan jóvenes ascendieron andando por el camino de los “tres cuartos”, que serpentea la ladera y lleva hasta el mismo Santuario. A las 12 horas, los asistentes ya se habían congregado en el Mausoleo de Tercio y se inició la Santa Misa, oficiada por el Padre Borrull. La homilía la inició con un contundente ¡Viva Cristo Rey! A partir del cual desglosó una serie de pautas para vivir nuestra vida como un combate por la fe y por los ideales. Advirtió del peligro del liberalismo que se filtra en nuestras almas, incluso en los más bienintencionados. Por ello hay que estar alerta, saber educar a los hijos y advertir los peligros que traen las nuevas tecnologías y tentaciones del Mundo.
Tras la Santa Misa, se rezó un responso por los mártires y a continuación se realizó el acto político, centrado en un discurso del Secretario Regional, Javier Barraicoa. Apeló a los asistentes a constituir un programa centrado en tres puntos: oración, formación y acción. Ninguna acción será fértil sino se funda en una espiritualidad y en una buena formación. Toda formación que no derive en acción, será un mero intelectualismo. Dios nos llama a un constante combate, pero diferente del que vivieron otros carlistas de otras épocas. Anteriormente se luchaba de forma defensiva, pues había una sociedad cristiana que salvar. Hoy, disuelta la sociedad por el imperio del liberalismo democrático y relativista, los carlistas tenemos otra misión. Nuestro combate es de conquista, pues tenemos toda una sociedad que conquistar para Cristo. Para ello, el programa de acción propuesto no debe ser fruto de una suma de voluntades individuales. Debemos formar comunión y comunidad; comunidad y comunión políticas. Porque nunca hemos de olvidar que nuestra acción, nuestra vocación, nuestra misión es política. El discurso se cerró con un atronador canto del Oriamendi.
Los numerosos asistentes, más de un centenar de carlistas, pudieron recoger banderas carlistas y de España con el Sagrado Corazón entronizado. También recibieron instrucciones e información sobres las actividades que organiza la CTC de Cataluña. Las banderas serán para el recibimiento del Santo Padre que vendrá a Barcelona para consagrar la Sagrada Familia, el próximo 7 de noviembre. Entre los asistentes se encontraban muchos jóvenes y niños, carlistas de Gerona y Lérida, veteranos y simpatizantes. También asistió nuestro querido amigo el Padre Cano, que quiso participar en la fiesta del carlismo catalán, y que tanto años nos ha honrado con su presencia. La comida fue familiar y campestre y sirvió, una vez más, de convivencia entre las familias carlistas.

Se pueden ver las primeras fotos del acto en este enlace.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.