San Carlos Borromeo 2005.Crónica de las celebraciones en diversos lugares de España

07.11.2005. ERMUA: Como viene sucediendo desde hace ya más de cien años, el día 4 de noviembre se ha celebrado la tradicional cena por la festividad de San Carlos Borromeo, onomástica de los reyes legítimos, en la localidad vizcaína de Ermua. Acudieron a la misma correligionarios de Bilbao, Durango y la propia Ermua.

El menú de esta entrañable celebración ha permanecido inalterado desde que los paisanos de Ermua se lo ofrecieran a S. M. C. Don Carlos VII a su paso por la localidad vizcaína durante la III Guerra Carlista, que consta de alubias, caracoles y de postre, fruta.

Se explicó a los asistentes de la marcha de la Comunión Tradicionalista Carlista y los próximos actos previstos.

Al finalizar el acto los presentes entonaron canciones carlistas y concluyeron con el Gernikako arbola y el Oriamendi.

PAMPLONA: el pasado viernes 4, día de San Carlos Borromeo, se celebró la Santa Misa por la onomástica de los Reyes Legítimos en la Capilla de San Fermín de la Iglesia de San Lorenzo, con asistencia de un grupo de carlistas navarros. A continuación, los asistentes se dirigieron a un establecimiento cercano, donde prosiguieron la reunión en animada cena de hermandad.

MADRID: el sábado día 5 se reunió un grupo de jóvenes carlistas en un céntrico restaurante para celebrar la onomástica de los reyes legítimos, en lo que pretende ser el comienzo de la implantación en la capital del Reino de una celebración anual por estas fechas. Tenemos noticia de otras celebraciones en la capital.

SUECA: (Extractamos de la crónica insertada por nuestros correligionarios valencianos en el portal www.carlistes.org, y que se puede ver completa en dicha web).  La Comunión Tradicionalista Carlista del Reino de Valencia ha celebrado hoy con gran cariño la festividad de San Carlos Borromeo, patrón de cuatro reyes y, por extensión, de toda la dinastía legítima, correspondiente al día 4 de noviembre. Para ello nos hemos dado cita en el círculo católico cultural de Sueca “La Lealtad”, que nos ha acogido con incondicional afecto, como es ya norma.

La jornada ha comenzado con una misa en la capilla del Santísimo Cristo de la iglesia de San Pedro, en el barrio de L´Hospitalet de Sueca. Ha oficiado el acto litúrgico el reverendo padre don Francisco Suárez, consiliario del Círculo Aparisi y Guijarro.

Tras la eucaristía nos hemos dado cita todos en los locales del veterano círculo “La Lealtad”, sito en la calle El Sequiol, num. 3. Allí han acudido también unos periodistas del diario Levante-El Mercantil Valenciano, que han entrevistado al portavoz de la Junta regional de CTC, don Federico Ferrando, que les ha expuesto el sentido de la festividad y del carlismo hoy en día.

Una vez todos reunidos se ha procedido al almuerzo, que ha reunido a una cincuentena larga de carlistas de toda Valencia con algunos carlistas catalanes o manchegos invitados. Sin pretenderlo, la festividad se ha convertido en una comida de hermandad de los círculos tradicionalistas valencianos. Ha acudido una importante delegación del círculo católico-carlista San Miguel de Llíria, capitaneada por don José Romero, así como una nutrida porción del círculo cultural carlista Aparisi y Guijarro de Valencia. Los miembros del círculo La Lealtad de Sueca, con su presidente don Vicente Campillo a la cabeza, han ejercido de perfectos anfitriones.

Ha bendecido solemnemente el padre Suárez la mesa, y luego un socio, espontáneamente, ha añadido la bendición carlista (el niño Jesús, que nació en Belén, bendiga la mesa, la Patria y al Rey). Como es habitual, la comida ha sido sencilla (de las llamadas “de sobaquillo”), pero espléndida, y durante la misma los temas de conversación han sido los habituales: el repaso a la situación de los círculos, a la pobreza moral de la España actual o al tema de moda, el del separador y desleal nuevo estatuto de Cataluña. Como se podrá suponer, no ha carecido la discusión de animación.

Al final de la comida ha tenido lugar brevemente el acto político propiamente dicho. Don Vicente Campillo, presidente del Círculo La Lealtad y anfitrión, se ha referido al legado de la Tradición que nuestros antepasados nos dejaron, y que hoy en día, contra viento y marea, los carlistas del siglo XXI seguimos manteniendo. A este propósito ha leído una emocionante poesía de homenaje a los mártires de la Tradición en la cruzada de 1936, en la que se compara su locura y aventurerismo con los de Pelayo o Hernán Cortés, y que entronca directamente con aquel “loco” que fue Cristo y por el cual dieron todo, hasta la vida, por seguirle. Don Vicente ha concluido su alocución recordando que la crisis moral y religiosa de nuestra sociedad, agudísima entre los jóvenes, es la que está causando el abandono de la Iglesia por los españoles, de lo cual también se resiente el carlismo, muy particularmente el círculo suecano que, fortísimo semillero de carlistas hasta no hace mucho, está comenzando a sentir la falta de relevo generacional. Ha encarecido a todos los carlistas, en especial a los más jóvenes, a mantener y propagar la semilla de Cristo y del Tradicionalismo, para que la llama que este conserva no se extinga. Su vibrante y emotivo discurso ha sido despedido con una atronadora salva de prolongados aplausos.

Seguidamente ha tomado la palabra don José Miguel Orts, presidente de la Comunión Tradicionalista Carlista del Reino de Valencia, que ha manifestado que no ha sido casual la concentración de los carlistas hoy en Sueca, sino que responde a un deseo consciente de prestar toda la colaboración y ayuda de los carlistas de todo el Reino, tanto material como espiritual, al círculo La Lealtad, para que siga jugando un papel crucial en la vida religiosa y política de Sueca.

Don José Monzonís, secretario del Círculo Aparisi y Guijarro, ha señalado, seguidamente, la importancia de los jóvenes carlistas (convocados hoy en gran número) para combatir el relativismo y materialismo de la sociedad actual, y servir de apóstoles del tradicionalismo debido a la precaria situación moral y política de las Españas, sumidas en la degradación de sus valores y amenazadas de ruptura inminente. Monzonís ha resaltado el valor de todas las iniciativas que se están poniendo en marcha, pero siempre confiando en la Providencia divina y el poder de la oración.

Por último don Federico Ferrando, portavoz de la Junta Regional de la Comunión Tradicionalista Carlista, ha recordado a todos los presentes el importantísimo papel que está llamado a jugar el carlismo, tanto en el hermanamiento de todas las partes que componen España, enfrentadas entre sí por políticos sin escrúpulos, como en el activísimo papel político que debe desempeñar para presentarse ante la sociedad como una alternativa global al sistema liberal.

Con un emocionado y vibrante Oriamendi cantado a coro en las viejas paredes del venerable círculo suecano por 50 voces carlistas se ha puesto término al acto de conmemoración del patrón de la dinastía legítima y de hermanamiento de los Círculos carlistas valencianos.
 
 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.