Exaltación de la Cruz de Mayo: Lliría

02.05.2007.  Líria, o la fe que nunca muere. Estas inmortales palabras vuelven al imaginario carlista cada 2 de mayo, cuando los socios del círculo cultural carlista de san Miguel celebran la tradicional celebración de la cruz de mayo, el mes de María, instaurada por S.M.C D. Alfonso Carlos. Como todos los años, como cada año, un grupo de margaritas del círculo ha confeccionado la hermosa cruz de flores, símbolo, como ha recordado nuestro presidente, don José Miguel Orts, ya no de tortura y muerte, sino de vida y liberación del pecado. La cruz ha sido izada en el frontispicio del círculo.

Los socios del círculo, junto a los amigos carlistas de Valencia, Aldaya y otras localidades cercanas, hemos compartido una opípara cena de confraternización. Como siempre, la atención del personal del bar, inmejorable. Tras café, brindis con cava y breves discursos.

Primero, don Miguel Vergara, presidente del círculo, ha dado la bienvenida a todos los presentes y ha introducido el acto; posteriormente don José Romero, secretario del círculo san Miguel e historia viva del carlismo valenciano ha efectuado una breve alocución en la que ha agradecido a las mujeres que han confeccionado la cruz, como todos los años, las verdaderas protagonistas de la fiesta.

Finalmente don José Miguel Orts, presidente de la Junta Regional de la Comunión Tradicionalista Carlista del Reino de Valencia, ha realizado el discurso central, una emotiva alocución en la que ha recordado la misión importantísima del acto público de la exaltación de la cruz de mayo, como paralelismo con la presencia pública que debemos tener los católicos en la vida pública, frente al régimen liberal que trata de recluir a nuestra fe en las sacristías. Todos los discursos, y sobre todo el último, han concluido entre atronadores aplausos.

Finalmente nos hemos trasladado al exterior de la sede del círculo y, frente a la fachada coronada por la cruz floral, 40 gargantas carlistas han entonado en la calle la Salve Regina, el Oriamendi y, para terminar, las proclamas fundamentales del tradicionalismo, con vivas a Cristo Rey, a España y al rey legítimo.

Una vez más Líria nos ha calentado los corazones a todos los carlistas. Rogamos a Dios que sea así por muchos años. Como bien dice nuestro himno, hasta que “el rey de España venga a la corte de Madrid”. Al menos, hasta el año que viene.
 
Se pueden ver fotos del acto aquí
 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.