La CTC expresa su apoyo al Presidente de El Salvador por su firme rechazo al aborto

06.05.2007. RECUERDA LAS PRESIONES QUE LA UNIÓN EUROPEA HA EJERCIDO SOBRE OTROS PAÍSES HISPANOAMERICANOS PARA QUE NO PENALICEN EL ABORTO 06.mayo.2007

La Comunión Tradicionalista Carlista (CTC)  quiere expresar su firme apoyo al Presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, quien ha advertido que en “El Salvador somos un ejército de defensores de nuestra fe cristiana, somos un ejército que nos oponemos al aborto” (ACIPRENSA, 1 de mayo de 2007), además de haber declarado que “una persona que apoye el aborto no tiene cara con qué presentarse a luchar por la presidencia del país”.  (29 de abril de 2007).

Las palabras del presidente salvadoreño vienen a colación de la despenalización del aborto llevada a cabo en México D.F. Actualmente, hay una embestida llevada a cabo por las asociaciones abortistas internacionales en numerosos países de Hispanoamérica para intentar despenalizar tal crimen. Pretende ser una oleada espontánea, pero resulta especialmente siniestro que tal arremetida se produzca cuando en Estados Unidos, tras décadas de lucha, se haya logrado invertir la opinión pública respecto al aborto, pasando de estar mayoritariamente a favor del mismo a estar en contra. Además, varios estados norteamericanos han tomado la iniciativa de penalizar la práctica del aborto en cualquier supuesto, contraviniendo la legislación federal.

El embate que hoy sufre Hispanoamérica es constante y, aunque los grandes medios no se hacen eco de ello, cuenta con victorias a favor de la fe y la vida. Así, mientras en Colombia los abortistas lograron que se legalizara parcialmente el aborto tras ignorar la opinión en contra de la población, a finales del año pasado el Congreso de Nicaragua abolió la única excepción que legalmente lo despenalizaba (el mal llamado “aborto terapéutico”). Tal decisión sirvió de empuje a la defensa de la vida en el continente. En Chile, el Congreso rechazó en muy poco tiempo la posibilidad del mismo supuesto legal para el aborto que anteriormente contemplaba Nicaragua.

Por otra parte, hay que hacer constar que los grupos abortistas se ven fuertemente apoyados por numerosos países europeos (entre los que se cuenta España). La propia Unión Europea amenazó a Nicaragua con cortar las ayudas económicas al país tras la decisión de ilegalizar el aborto bajo cualquier supuesto. En estos momentos, los jueces nicaragüenses -mayoritariamente en contra del aborto- se encuentran sometidos a una campaña de presión realizada por asociaciones feministas, las cuales están financiadas, entre otros, por el Banco Mundial. A estas campañas, disfrazadas de “debate público”, se han sumado embajadas de países como Reino Unido, Alemania, Dinamarca, Austria y España.

Por todo ello, la Comunión Tradicionalista Carlista no puede dejar de mostrar su fraternal apoyo a todos cuantos desde cargos de responsabilidad institucional resisten a las presiones de asociaciones y organizaciones que trabajan para legalizar el más nefando de los crímenes.
 

COMISION PERMANENTE DE LA JUNTA DE GOBIERNO DE CTC – SECRETARÍA DE COMUNICACIÓN

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.