Nunca fue liberal la libertad

19.09.07. Un bisnieto de D. Antonio Maura ha publicado un artículo en un periódico de Bilbao en el que recuerda que su ilustre antepasado, cuando abandonó el partido liberal para pasar al  conservador pronunció la frase:”la libertad se ha hecho conservadora”.

En realidad lo Maura manifestó con su sentencia es algo que los carlistas ya sabíamos desde que iniciamos nuestra lucha: “que en el liberalismo no estaba la libertad”. Que el lema “libertad, igualdad, fraternidad”, con que se presentaban nuestros enemigos, no era más que un señuelo.

D. Antonio Maura descubrió una verdad. Y su testimonio, para nosotros es muy importante, pues se trata de una confesión de parte. Pero se quedó a mitad del camino. Ya que si la libertad no era liberal, tampoco era conservadora, pues el partido conservador no dejaba de ser también liberal. Su denominación completa así lo demostraba: “Partido Liberal Conservador”.

Se trataba de un partido que, asustado por las funestas consecuencias de sus principios, pretendía conservar algo que subsistía en la sociedad, procedente del antiguo régimen y que se mantenía, a pesar de las nuevas ideas, gracias a su instinto de conservación.

La libertad nunca había sido liberal. El concepto de libertad nació con el Cristianismo. Luego no podía subsistir con las ideas liberales que negaban la necesidad del Cristianismo. La libertad abstracta, tal como la propugnaban los liberales, era y es una entelequia. Así lo entendieron los españoles que se opusieron, incluso con las armas, al liberalismo.

No hay más libertad que la que se concreta en libertades. Y fue la defensa de libertades concretas, el afán de recuperar, o no perder, determinados derechos el que movió a los voluntarios de D. Carlos V a tomar las armas. El mismo principio de legitimidad monárquica, obraba en función de que quienes lo defendían veían en su vulneración la invasión de terminas que arruinaría el edificio de las libertades concretas.

Cuando se pretende combatir al socialismo en  nombre de la libertad, tenemos que proclamar los carlistas esta gran verdad avalada por la historia: “no hay libertad si no se manifiesta en libertades concretas, y esas libertades concretas han sido machacadas por el .liberalismo”.

D. Antonio Maura aparece en la historia como un político honesto, inteligente y bien intencionado. Muchas de sus iniciativas, que habrían sido muy beneficiosas para España, fueron abortadas por el sistema político vigente. Fue una pena que no se diera cuenta de que la libertad, lejos de haberse hecho conservadora, nunca había sido liberal. Tampoco podía ser conservadora.

Carlos Ibáñez Quintana

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.