Marcha carlista al Rocío

1 de octubre de 2011.  El pasado Sábado, día 1 de Octubre, y dentro del programa de actividades organizado por la Junta Regional de la C.T.C. en Andalucía, se celebró una Marcha Carlista de 15 km. desde la localidad de Almonte (Huelva) hasta la ermita de Ntra. Sra. del Rocío a la que acudimos en peregrinación cerca de 50 personas, entre jóvenes y adultos. Se dejó muy claro a los participantes que no se trataba de “pasar un día de campo” ni de una “excursión”, sino que se trataba de una Marcha organizada al modo de las antiguas marchas organizadas por el Requeté de Sevilla, para lo cual los participantes debían de llevar los emblemas de la Comunión, (banderas y boinas) para que se nos viera bien por todos los lugares por donde pasásemos. Y se nos vio, ¡Vaya que se nos vio…!.
 La Marcha arrancó de Almonte sobre las 10,00 horas de la mañana, (se acompaña pequeño álbum de fotos), y a un ritmo pausado pero constante nos adentramos en el llamado “Camino de la Virgen” que recorre la imagen de la Virgen del Rocío desde la aldea hasta Almonte cada siete años. A las 12,00 hicimos una pequeña “parada técnica” para rezar el Ángelus. Algo más tarde tuvimos que realizar otra parada obligada porque el coche que llevábamos de apoyo se estancó en uno de los muchos bancos de arena que había en el camino. Sacarlo de allí fue “una odisea”, pero eso es uno de los muchos inconvenientes que tienen estos tipos de Marchas y estos tipos de caminos que algunos ven sólo con los ojos de la diversión.
 Sobre las 14,30 horas hicimos la parada del almuerzo que cada uno llevaba en sus respectivas mochilas. El calor a partir de esa hora se hizo sofocante porque, en estas tierras andaluzas y en este tiempo, el “calor del membrillo” aprieta fuerte por San Miguel; pero eso no fue impedimento para que “la tropa” carlista reanudase su camino con los ojos puestos en la Blanca Paloma. Por el camino, paralelo a la carretera general, muchos fueron los coches que tocaban el claxon al vernos. Unos para bien y otros, no tanto, pero ese era uno de los motivos de la Marcha. ¡Hacernos ver y demostrar que los carlistas seguimos donde siempre!.
 Alrededor de las 17,30 horas, “la columna” llegó al Rocío y, como no podía ser de otra forma, nos dirigimos directamente a postrarnos a los pies de la Virgen. Tras el canto de la Salve dimos fuertes ¡Vivas! a la Virgen del Rocío, a la Blanca Paloma, a la Reina de la Marisma, a Cristo Rey y a la Madre de Dios, ¡Vivas! que fueron contestados por todos los fieles que se encontraban en la ermita.

 Al ver las boinas rojas por las calles del Rocío, puede que los rocieros más viejos aún recordasen a aquél Capitán Barrau que en 1.943 y con motivo de la 2ª. Guerra Mundial fuese destinado con el Escuadrón de Caballería a la defensa del litoral onubense en previsión de posibles ataques de fuerzas aliadas desde África. Puede que aún recordasen también cómo se estableció el Cuartel General en la Casa de Hermandad de Triana y de cómo, en aquellos tiempos del hambre, se adentraban las tropas en el Coto de Doñana para cazar venados con los que alimentar a los habitantes de la aldea. Puede que alguno también recordase al Tercio Virgen del Rocío de Huelva. Todo eso es otra historia, pero no está de más refrescarle la memoria a más de uno que quizás no se acuerde del espíritu carlista de aquellos hombres que dieron su vida por Dios y por España en tiempos muy difíciles para nuestra Patria.
 Ojalá esta Marcha sirva para despertar las conciencias de muchos carlistas que hoy permanecen nostálgicos del pasado y vuelvan a acercarse con mayor ilusión a cuanto representa la Comunión. Ojalá sirva también para que nuestros “pelayos” aprendan de sus mayores la historia de nuestra Causa, que es la propia Historia de España. Ojalá los mayores sepan transmitírsela a ellos tal y como la recibieron de sus padres y ojalá sean muchos los que se nos unan al ver que “seguimos vivos”. Por su parte, esta Junta Regional trabaja sin descanso para ello. Pero para ello necesitamos de tu participación en las próximas actividades. Para ello seguiremos trabajando “todos juntos en unión…” porque, “cueste lo que cueste, se ha de conseguir…”.
Junta Regional de la C.T.C. en Andalucía. 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.